BannerTopMov

Anuncios

BannerSuscripcion

Eclairs King cake


El King cake, emparentado con nuestro Roscón de Reyes y la Galette des Rois, es el dulce emblema del Carnaval de Nueva Orleans. La fiesta madruga en esa región del Misisipi, donde la celebración de los carnavales empieza el 6 de enero, día de Reyes, y se alarga hasta el Mardi Gras, en que vive su momento culminante antes del inicio de la Cuaresma el Miércoles de Ceniza. Durante esas semanas se consumen estos pasteles, caracterizados por estar recubiertos con los colores que según la tradición representan a los Reyes: dorado (poder), púrpura (justicia) y verde (fe). En su interior se suele colocar la figurita de un bebé, que promete toda clase de parabienes a quien lo encuentra y también la obligación de organizar la fiesta el año próximo.

Lo presentamos con un eclair de base relleno con una crema de caramelo y mascarpone, y cubierto con un fondant francés con el azúcar coloreado. Si puedo me gusta evitar los colorantes artificiales en mi cocina (¿habéis visto esta Red Velvet con remolacha?), así que el desafío en este caso han sido los colores, poder realizarlos con ingredientes naturales en lo posible y  que estuvieran en la despensa. De manera que el dorado es de crujiente de caramelo, el verde de té matcha y el púrpura de caramelos de violeta.




Ingredientes


Para la pasta choux
  • 140 gr de harina
  • 110 gr de mantequilla
  • 125 ml de leche
  • 125 ml de agua
  • 4 huevos
  • 3 gr de sal
  • 5 gr de azúcar
Para la crema de caramelo y mascarpone
  • 60 gr de azúcar
  • 150 gr de nata líquida
  • 30 gr de mantequilla
  • 250 gr de queso mascarpone
Para el fondant francés
  • 300 gr de agua
  • 100 gr de azúcar
  • 100 gr de glucosa
Para los colores
  • té matcha
  • crujiente de caramelo*
  • caramelos de violeta
* Para el crujiente de caramelo
  • 200 g de azúcar
  • 115 g de miel
  • 1 cucharadita de bicarbonato sódico

Preparación



La pasta choux
Pesar y preparar todos los ingredientes. Tamizar la harina.
Colocar en una cazuela el agua, la leche, la sal, el azúcar y la mantequilla y ponerla a fuego fuerte para que caliente rápido.


Cuando empiece a hervir retirar del fuego, añadir la harina tamizada y con la ayuda de una espátula ir removiendo la mezcla hasta que la masa se separe de las paredes de la cazuela. Volver a colocarla al fuego 30 segundos para que reseque ligeramente, retirar.


Colocar la masa en un bol y, mientras aún está caliente, incorporarle los huevos uno a uno con la ayuda de una cuchara o espátula de madera. No añadir el siguiente hasta que el anterior se haya integrado en la masa.


Batir el último huevo que iremos incorporando poco a poco. La masa estará lista cuando sea una mezcla homogénea y al coger masa con la espátula y dejarla caer quedará una lengua con forma de pico.
Colocarla en una manga pastelera con boquilla ancha.
Precalentar el horno a 180ºC.


Engrasar con un poco de mantequilla una bandeja de horno y formar con la masa los eclairs. Cocer a 180º durante 20 minutos, calor arriba y abajo. Dejar la puerta del horno ligeramente abierta, por ejemplo con un trapo colgando para que no cierre del todo, para facilitar que salga el vapor que se genera en cocción. 
Cuando estén listos retirar del horno y dejar enfriar.
Hemos preparado 15 eclairs, y con la masa que nos ha sobrado hemos hecho lionesas.



La crema de caramelo y mascarpone
Colocar el azúcar en un recipiente al fuego y realizar un caramelo dorado. Para evitar salpicaduras por el contraste de temperaturas no incorporar la nata al azúcar estando fría, entibiarla en un cazo al fuego o con un golpe de microondas.
Incorporar la nata poco a poco al caramelo, mezclando hasta que quede incorporada.
Añadir la mantequilla y mantener en el fuego hasta que obtengamos una textura cremosa. Retirar y reservar.


En un bol colocar unos 100 gramos de este toffee que hemos preparado y el queso mascarpone. Mezclar con las varillas hasta integrar los ingredientes y obtener una textura cremosa. Ya tenemos la crema para el relleno.
Colocarla en una manga pequeña o similar.


Para rellenar los eclairs, con la ayuda de un punzón, hacer tres agujeros en la base y a través de ellos inyectar la crema de caramelo y mascarpone, que irá ocupando los huecos interiores. Reservar para la decoración final.



La cobertura de colores
Vamos a utilizar una base de fondant francés en la superficie de los eclairs y le añadiremos color con crujiente de caramelo (dorado), té matcha (verde) y caramelos de violeta (morado).

El fondant francés
En una cazuela al fuego colocar los ingredientes en este orden: azúcar, agua y glucosa. Mezclar y calentar hasta los 114º y retirar del fuego. En un robot o procesador de cocina, con el accesorio en forma de K, batir a baja velocidad hasta que se enfríe. La mezcla inicial se transforma en una pasta blanca que al enfriar se va endureciendo.
Calentar, con unas gotas de agua, la cantidad que vayamos a necesitar a 37º, hasta obtener una textura semi líquida que facilite su manipulación.



El crujiente de caramelo
Colocar un cazo al fuego con el azúcar y la miel, mezclar a fuego lento hasta que se disuelvan bien y formen un líquido. Subir el fuego y llevar a ebullición, hasta que alcance 144 - 146ºC. Retirar del fuego y añadir el bicarbonato sin dejar de remover. Cuando la mezcla empiece a subir verterla con cuidado sobre una superficie de silicona (o papel de horno) y dejar que se asiente y se enfríe. Una vez seco podemos cortarlo en trozos pequeños.


Para preparar el azúcar de colores triturar el crujiente de caramelo con un poco de azúcar glass hasta obtener un granillo más o menos fino. Proceder de igual manera con los caramelos de violeta. Por último mezclar el té matcha con azúcar blanco normal. Colocar los colores en tres platos.
Untar la parte superior del eclair con el fondant, y "mojar" esta parte en el azúcar de color, de manera que se adhiera en la superficie. Hacer la misma cantidad de cada color y reservar.



Y ahora con estas piezas individuales podemos montar el King cake según nuestra imaginación, en trío individual, en banda, en cuadro, en rectángulo, en círculo, ...

Si quieres ver las recetas de mis otr@s compañer@s de desafío, visita el blog DESAFÍO EN LA COCINA. El próximo desafío será salado y le corresponde a M. Luz del blog Trasteando en mi cocina

22 Comentarios:

  1. En versión eclair, qué maravilla! Me encantan, y con ese toque a té matcha y a caramelos violeta debían estar riquísimos. Un beso!

    www.laurillafondant.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Desconocía por completo esta tradición y este dulce en su versión clásica. Y hoy además lo veo en versión eclair y además lo que más me ha gustado es que hayas usado "colorantes" naturales, y que muchos tenemos en casa. ¡Fantástica propuesta para el reto!
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
  3. Estupenda la forma de sustituir los colorantes por otros ingredientes más naturales. Y la presentación en eclairs divina. Seguro que estaban de lujo. Besos guapa

    ResponderEliminar
  4. Que versión más bonita y como dice Chus..Encima los colores son naturales..Fantástica entrada Pilar!!Besos

    ResponderEliminar
  5. Que versión mas buena !! me encantan los eclairs y sobre todo lo que mas me ha gustado han sido los colorantes naturales que les has puesto. Que bien te las has ingeniado para hacerlos!! eres una artista!! Bs.

    ResponderEliminar
  6. Me encanta esta versión. Adoro la crema de caramelo y mascarpone aunque nunca la he usado para rellenar eclairs. Seguro que está buenísimo. Me encanta la idea de usar colorantes naturales. A mi tampoco me gusta mucho usar colorantes, así que tomo nota para probar tu receta de red velvet

    ResponderEliminar
  7. Carai! Quina xulada de éclairs!! I el pas a pas t'ha quedat genial!

    ResponderEliminar
  8. Que originales¡¡¡ me han encantado, besos

    ResponderEliminar
  9. Me acabas de dejar sin palabras, los colores me parecen una pasada con productos naturales y la presentación sin ser la redonda normal simplemente genial...

    ResponderEliminar
  10. OHH que version tan buena, tomo nota que esto no me lo pierdo, bicos

    ResponderEliminar
  11. Que idea mas original! Me encanta los eclairs!

    ResponderEliminar
  12. Qué idea tan bonita y tan rica para versionar esta receta. ¡Me encanta! ^^
    Un besote.

    ResponderEliminar
  13. Que buenos Pilar!! Los eclairs me chiflan y así tan coloridos son muy originales! un beso :)

    ResponderEliminar
  14. Deliciosos Pilar!!!! Una maravilla como lo has explicado.
    Un besazo!!!

    ResponderEliminar
  15. Em sembla molt original el format que has triat :)
    petons

    ResponderEliminar
  16. Super originales. Me encanta como has conseguido los colores y los eclairs te han quedado perfectos. Un desafio de 10!!!

    Besos

    ResponderEliminar
  17. una versión muy original, y un paso a paso espectacular!!!,,, felicidades,, besitos

    ResponderEliminar
  18. sensacionales esos eclairs!!! son mi asignatura pendiente!! hice una vez, me salieron mal , y les cogí miedo!

    ResponderEliminar
  19. madre mía qué trabajazo!!!! super originales y preciosos. Enhorabuena!!!!

    ResponderEliminar
  20. Como te decía me encanta esta idea de convertir el cake en eclairs! Que bonitos! yo hice el cake hace un par de años y es un pastel buenísimo. Me ha encantado el remember. Besos!

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios. Vuelve cuando quieras, te esperamos.

 

Participamos en