BannerTopMov

Anuncios

BannerSuscripcion

Almejas a la marinera


Tapa, aperitivo, cazuelita, platillo, ... no importa el nombre pero cuantas más mejor! Este típico plato, de raíces gallegas, tiene dos pilares: la materia prima y la salsa marinera. Así que hemos garantizado la primera parte con unas estupendas almejas de Carril, de la ría de Arousa, y hemos puesto mucho mimo en nuestra versión de la salsa, y el resultado ha sido para chuparse literalmente los dedos.
Solo queda recomendaros tener un poco de pan a mano, porque cuando acabéis con las almejas no querréis dejar salsa en el plato.


Ingredientes

  • 1 kg de almejas
  • 100 ml de vino blanco
  • 1 hoja de laurel
  • 1 cebolla mediana
  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharadita de pimentón picante
  • 1 cucharada de harina
  • 1 cucharada de salsa de tomate
  • perejil fresco
  • sal
  • aceite de oliva

Preparación


Unas horas antes colocar las almejas en un recipiente y cubrirlas de agua fría, añadir un puñado de sal. Con esta previa se eliminan posibles restos de arena.
Enjuagar bien con agua fría las almejas y preparar y tener a mano el resto de ingredientes.
En una cazuela o sartén al fuego colocar las almejas, la hoja de laurel y un poco de vino blanco. Tapar y dejar cocer unos dos o tres minutos. Será suficiente para que se abran las almejas. Si alguna se ha quedado cerrada desechar. Retirar a un bol y reservar. Colar el caldo de la cocción y reservar.


La salsa marinera
Picar lo más fino posible la cebolla y el ajo.
En la misma sartén o cazuela, con tres o cuatro cucharadas de aceite, pochar cebolla y ajo. Cuando vayan tomando color tostado, con el fuego al mínimo, añadir el pimentón y remover bien para evitar que se queme. Cocer más o menos un minuto.


Subir el fuego a medio y añadir la harina, dejar cocer un par de minutos.
Incorporar el vino blanco y dejar que se evapore el alcohol (2 ó 3 minutos). Añadir el caldo de la cocción de las almejas, remover bien. 
Añadir la salsa de tomate y mezclar bien todos los ingredientes. Dejar cocer unos diez minutos para que la salsa espese un poco. Ya tenemos la salsa lista.


Incorporar las almejas a la sartén y mezclar con cuidado para que se impregnen bien de la salsa. Mantener un par de minutos a fuego medio para que cojan temperatura. Mientras picar un poco de perejil fresco.
Servir calientes y acabar con el perejil por encima. Acompañar con una generosa ración de pan, no perdonaréis una gota de salsa!


Si os gusta más picante ( el pimentón ya le da un toque) se puede añadir pimienta de cayena.
La salsa puede tener otras muchas aplicaciones, por ejemplo con unos típicos mejillones o un pescado blanco.


6 Comentarios:

  1. Espérame! ya paso por la panadería, no tardaé en llegar. Déjenme un poquito!!!
    Besos hoy desde
    http://siempreseraprimavera.blogspot.com.ar/2015/01/para-vos-tazas-de-diseno-y-otras.html

    ResponderEliminar
  2. No et preocupis, porto el pa que he fet aquest de matí i en fem bon ús!!
    Quina salseta, una meravella!!!
    Bon cap de setmana,
    palmira

    ResponderEliminar
  3. Esta misma receta hecha para añadir a una verdinas hacen un plato de cuchara de los de quitarse el sombrero. No quiere decir que solas no estén buenas ehhhh jaja, es que siempre las hago así para añadirlas a las verdinas.
    Buen finde

    ResponderEliminar
  4. Vaya aspecto, con lo que me gustan las almejas.

    Bss-

    ResponderEliminar
  5. Menudo plato, es para chuparse los dedos una receta estupenda. besos!

    ResponderEliminar
  6. Quina pinta més bona!!!! Estic esperant a anar a Barcelona per menjar-ne cloïses.
    petons

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios. Vuelve cuando quieras, te esperamos.

 

Participamos en