BannerTopMov

Anuncios

BannerSuscripcion

Tarta de chocolate y mousse de Baileys


Nueva pieza para la colección de tartas de aniversario. La base es un rústico bizcocho de chocolate negro, que tiene la particularidad que no incorpora harina en su elaboración y de ahí esa característica forma de paredes levantadas y el resto hundido. Va cubierto de una suave y esponjosa mousse de Baileys y café, complemento perfecto para el chocolate, coronado con una fina capa de gelatina de café y decorado con trocitos de turrón de Jijona y granada. No me digáis que no vale la pena cumplir años! 


Tarta con una rústica base de chocolate, elaborada sin harina, y cubierta de mousse de Baileys y una fina gelatina de café

 

Ingredientes

Para la base
  • 200 g de mantequilla
  • 300 g de chocolate negro
  • 100 g de azúcar blanco
  • 100 g de azúcar muscovado
  • 6 huevos
  • 185 ml de agua
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
Para la mousse
  • 150 ml de Baileys
  • 1 clara
  • 400 ml de nata
  • 50 g de azúcar
  • 5 hojas de gelatina neutra
  • 1 sobre de café soluble
Para la gelatina de café
  • 1 sobre de café soluble
  • 250 ml de agua
  • 2 hojas de gelatina
Para la decoración
  • turrón de Jijona
  • granada

Preparación


La base
Precalentar el horno a 180º.
Pesar y preparar todos los ingredientes.
Picar muy fino, casi polvo, el chocolate negro.
Separar las yemas de las claras. Batir ligeramente las yemas de huevo.
La mantequilla tiene que estar en textura pomada (blandita). Hervir el agua.
En un bol colocar el chocolate picado, el azúcar blanco y muscovado (puede ser moreno también), la mantequilla, las yemas y el extracto de vainilla. Incorporar el agua hirviendo y mezclar bien hasta que se integren todos los ingredientes.



Batir las claras a punto de nieve e incorporarlas en varias veces a la mezcla anterior, con movimientos envolventes con la espátula, hasta que queden integradas. Verter la mezcla en un molde.
Hornear a 180º durante 50 minutos aproximadamente. Retirar del horno y dejar enfriar. Reservar en la nevera.



La mousse de Baileys
Pesar y preparar todos los ingredientes para tenerlos a mano.
En un bol con agua fría poner a hidratar la gelatina.
Separar la clara de la yema y montarla con la ayuda de unas varillas. Cuando tenga un poco de consistencia añadir el azúcar y seguir batiendo, hasta integrarla completamente y obtener un merengue suave y brillante.


Colocar el Baileys en un bol y entibiarlo con cuidado en el microondas. Escurrir y secar las hojas de gelatina, fundirlas en el microondas (30 segundos a potencia mínima). Incorporarlas al Baileys, añadir el sobre de café soluble y mezclar bien.
Montar la nata, que tiene que estar muy fría, con el accesorio de varillas de la batidora o el robot, hasta que tenga una textura semi-montada.


Verter la mezcla de Baileys sobre el merengue e ir integrándolos poco a poco. Cuando la crema sea homogénea añadir la nata en dos o tres veces, como siempre con movimientos envolventes.



La tarta
Verter la mousse de Baileys sobre la base de chocolate, que mantenemos dentro del molde, y colocar a enfriar en la nevera hasta que endurezca.
Preparar la gelatina de café. Hidratar previamente la gelatina. Calentar el agua en un cazo al fuego y disolver el café. Dejar entibiar un poco y añadir, una vez escurrida, la gelatina. Remover bien para disolverla.



Verter por encima de la mousse la gelatina de café, de manera que quede una fina capa (no más de 2 o 3 milímetros). Volver a poner en la nevera para que enfríe y solidifique.

Colocar la tarta sobre la superficie a servir y retirar el molde con cuidado de no romperla.
Para la decoración cortar daditos pequeños, de un centímetro de lado aproximadamente, de una tableta de turrón de Jijona. Pelar una granada. Distribuir por encima de la tarta los trocitos de turrón y los granos rojos de la granada.



Y en este enlace encontrarás otras propuestas de Tartas y pasteles para tus celebraciones (hacer clic aquí).



12 Comentarios:

  1. Te ha quedado espectacular!!! Tiene que estar muy buena.
    Besos
    Cocinando con Montse

    ResponderEliminar
  2. Menuda pinta más rica que tiene, te ha quedado tremenda.

    besos

    ResponderEliminar
  3. Deliciosa esta esta tarta!! la hice hace un tiempo y nos encantó, el toque de la gelatina de café es estupendo!! Bs.

    ResponderEliminar
  4. Una verdadera maravilla!!!! Se me hace la boca agua...

    ResponderEliminar
  5. Uy me l'apunto pel proper aniversari que ara en venen uns quants, boníssim!!

    ResponderEliminar
  6. ¡Qué delicia! y todo muy bien explicado. Es una receta muy original, me la apunto.

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  7. Que buena pinta, la voy hacer me puedes decir las medidas del molde que has empleado.
    Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maria, es un molde de 30 x 30 aproximadamente.

      Eliminar
  8. Es una maravilla. Supongo que el molde tiene que ser desmontable ¿no?
    Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dulce, el molde es un marco extensible, por supuesto es desmontable, eso facilita mucho el trabajo.
      Un saludo, Pilar

      Eliminar
  9. Esta tarta es espectacular!! Sale riquísima, es fácil y triunfa.
    Esta semana preparo la tercera

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios. Vuelve cuando quieras, te esperamos.

 

Participamos en