BannerTopMov

Anuncios

BannerSuscripcion

Tartaletas de mango y maracuyá


La crema de mango (mango curd), la masa sucrée de cacao y el toque ácido y crujiente de la fruta de la pasión (maracuyá) han combinado a la perfección en estas tartaletas, que hacen del postre el momento más deseado. 

Tartaleta de masa sucré de cacao con crema de mango y fruta de la pasión

Ingredientes

Para el mango curd
  • 1 mango (300 g)
  • 150 g de azúcar
  • el zumo de un limón
  • 4 yemas de huevo
  • 100 g de mantequilla
  • una pizca de sal


Para las tartaletas
  • 200 g de harina
  • 50 g de cacao 70%
  • 150 g de mantequilla pomada
  • 1 huevo
  • 100 g azúcar glass
  • 30 g de harina de almendra 
  • 1/2 cucharadita de canela
  • una pizca de sal

Para la cobertura
  • maracuyá (fruta dela pasión)
  • hojitas de menta fresca

Preparación


La crema de mango (mango curd)
El método tradicional

Pelar y cortar el mango. Incorporar el zumo de limón, la sal y triturar hasta obtener un puré fino y homogéneo.
Cortar la mantequilla en dados pequeños y reservar en la nevera.
En un bol batir los huevos y el azúcar, hasta obtener una mezcla homogénea intentando no incorporar aire al batir.
Incorporar el puré de mango y mezclarlo todo bien.
Colocar en el fuego una cazuela con un poco de agua y llevar a ebullición. 
Poner el bol sobre la cazuela y bajar el fuego, de manera que la crema no llegue a hervir. Es importante que el agua siga hirviendo suavemente y que ésta no toque el fondo del bol.
Remover continuamente hasta que espese, en ningún caso dejar que supere los 80º, ya que podrían cuajarse los huevos y la crema se cortaría. Cuando se espese, estará a unos 70º aproximadamente, entonces retirar del fuego.
Fuera del fuego, añadir la mantequilla y remover hasta que se deshaga completamente. Al poner la mantequilla fría bajaremos de inmediato la temperatura y cortaremos la cocción.
Conservar en tarros esterilizados, tapar y cuando enfríen conservar en la nevera.

Un atajo con thermomix

Triturar el mango con el zumo de limón hasta obtener un puré fino: velocidad progresiva 3-10, 2 minutos.
Añadir las yemas, el azúcar y la sal y programar temperatura 80º, velocidad 2, tiempo 15 minutos.
Incorporar la mantequilla fría y batir, sin temperatura, hasta integrarla. Así, igual que en el método anterior, reducimos la temperatura de la crema y cortamos la cocción.



Las tartaletas de cacao
Tamizar la harina y colocarla en un procesador de alimentos, añadir la almendra, el azúcar y la sal, mezclar ligeramente. Cortar la mantequilla, a temperatura ambiente, en daditos.
Añadir la mantequilla y mezclar lo justo para que todo quede integrado. Incorporar el huevo e integrarlo.
Hacer una bola con la masa, envolver con film plástico y reservarla en la nevera al menos 30 minutos.
Precalentar el horno a 170º.
Estirar la masa y forrar los moldes que vayamos a utilizar con una capa fina de masa sucrée (de medio centímetro aproximadamente). Pinchar con un tenedor la base y las paredes de la masa.
Colocar los moldes en el horno a 170º y cocer en blanco: cubrir con papel de hornear y poner peso para que no se deforme durante 15 minutos (nosotros ponemos garbanzos secos). Retirar el papel y el peso y cocer durante 10-15 minutos más, controlando al final de la cocción para que no se nos quemen. Retirar del horno y dejar enfriar.
Retirar del horno y dejar enfriar.


A montar!!!
Desmoldar las tartaletas y rellenar con la crema de mango sin llegar al borde.
Abrir por la mitad la fruta de la pasión y, con ayuda de una cuchara, retirar la pulpa y colocar sobre la crema de mango. Se puede adornar con hojitas de menta fresca.
Si hacéis más cantidad de la que vais a consumir, se pueden envolver en papel de film plástico y congelar para otra ocasión.


Y para completar un trío ganador, la recetas de dos cremas clásicas para tus postres (hacer clic en el nombre para ver la receta)






0 Comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por vuestros comentarios. Vuelve cuando quieras, te esperamos.

 

Participamos en