BannerTopMov

Anuncios

BannerSuscripcion

Cebolla caramelizada en tarros de cristal y olla a presión

¿Cuantas veces hay que pochar o caramelizar cebolla para preparar nuestros platos? ¿Cuanta paciencia tenemos antes de subir el fuego para que se termine de hacer, con el peligro de que se "churrasque" demasiado?
Pelarla y cortarla ya es un handicap, así que ¿porque no aprovecharnos de técnicas y utensilios que nos hagan este trabajo más fácil?
Hay que aprovechar y hacer tanta como sea posible, y que de una sesión de trabajo tengamos suficiente cebolla para diferentes elaboraciones.
Aquí aprovecharemos ese robot de cocina que ralla, tritura y filetea para de una vez y rápidamente cortar toda la cebolla en juliana para nuestra preparación, y así llorar lo mínimo.
Después con unos tarros y con la olla a presión podremos cocinar nuestra cebolla ensuciando lo mínimo y en un tiempo récord.

Desde que lo probamos, somos fans de esta técnica, y poco a poco descubrimos nuevas aplicaciones de esta elaboración.

Cebolla caramelizada cocinada en tarros de cristal y en olla a presión, fácil y rápido.

Risotto de setas y trufa

Este sabroso risotto puede hacerse con trufa negra o aprovechar que estamos en plena temporada de la trufa de verano, más económica y la mejor manera de acercarse a este universo de sabor inolvidable. Sea como sea animarse, probar y disfrutar.

Cremoso risotto de setas y trufa, aromático e intenso.

Tatin de berenjenas y tomates secos

Tomates y berenjenas, o lo que es lo mismo, un trozo de verano en el plato ... pura esencia mediterránea. Un buen aceite de oliva, un poco de parmesano y un lecho de crujiente pasta filo para que descansen bien, y a disfrutar.

Tatin de berenjenas y tomates secos, con parmesano y crujiente masa filo

Ensalada vegetal de encurtidos y fermentados

Tiempo de ensaladas, concepto que va más allá de los imprescindibles tomates y lechugas nuestros de cada día. Para fiestas, ocasiones especiales o para darnos un homenaje, porque nos lo merecemos podemos dejar volar la imaginación. 
Para esta colorida ensalada hemos elegido verduras con texturas y sabores diferentes: encurtidos caseros (coliflor, zanahoria, chirivía, espárragos y cebolletas en una base de vinagre de manzana y especias), unos fermentados también caseros (rabanitos y zanahorias baby), remolacha cocida y la frescura de la fruta (naranja y tomates cherrys), con una suave vinagreta de alcaparras y naranja.  
Si os ha gustado estar atentos, en otras entradas explicaremos como preparamos las verduras encurtidas y fermentadas en casa.


Fresca ensalada de encurtidos y fermentados, con toques de frutas y una fresca vinagreta

Tarta mousse de membrillo y mascarpone

Para celebrar el aniversario de Desafío en la cocina hemos optado por una tarta de mousse de membrillo, combinada con ingredientes clásicos, mascarpone, nueces y crema inglesa, con un resultado sorprendente.
La tarta es de pequeño formato y hemos utilizado el resto de preparaciones para reproducirla en vasitos individuales, para el táper de la oficina u otras ocasiones.
Parece complicada de elaborar, pero recordar que se puede ir haciendo por partes antes del montaje final. También os dejo la receta de membrillo casero (hacer clic aquí), por si en su momento os animáis.
Y ojo al número siete: casero y comestible, ahí lo dejo.

Tarta mousse de membrillo y queso mascarpone, con disco interior de membrillo y crema inglesa y base de dacquoise de nueces.

Guisantes rehogados

Entre las muchas cosas que se anuncian con la llegada de la primavera, los guisantes del Maresme lo hacen para alegrarnos la vida. Como otras muchas verduras, hay personas a las que los guisantes o no les dicen nada, o directamente no les gustan. Y eso es porque no han probado éstos, los que venden congelados no merecen llamarse guisantes, son "bolitas verdes", aunque se acepta que puedan apañar una emergencia. Mi pinche aún recuerda cuando de pequeño, al volver su madre del mercado, le pedía que le ayudara a desgranar las vainas y "su plato" no pasaba por la cazuela porque se los comía crudos.
La mejor manera de cocinarlos es sin duda "ofegats" (rehogados). Esta variedad del Maresme contiene mucha agua, y al cocerlos tapados en una cazuela y con el fuego al mínimo, se van haciendo en su propio jugo.
Esta receta parte de las clásicas que se preparan en Llavaneres, Caldes d'Estrach y su entorno, y la hemos acabado de "tunear" a nuestro gusto.


Guisantes rehogados, con verduras  de temporada, jamón y butifarras y un suave sabor anisado.
 

Destacados

Cantonigros
Paris
Rioja Alavesa
Escapadas gastronómicas

Destacado2

Todos los helados
Helado de sésamo negro
Helado de miel con plátano y nueces

Lo más visto