BannerTopMov

Anuncios

BannerSuscripcion

Souffle de bacalao


De origen francés, souffle viene a significar algo así como "soplado", "inflado", efecto que se consigue en el horno, donde emerge con fuerza durante la cocción. Su base es una bechamel enriquecida con yemas de huevo y uno o más ingredientes que le aportan sabor, mezclada con claras de huevo montadas a punto de nieve, que le dará la estructura esponjosa característica. 
En este caso el invitado estrella es el bacalao, que va muy bien en los souffles salados, pero podrían ser verduras, marisco, quesos o lo que se nos ocurra.

Y recordad: todo lo que sube, baja ... y el souffle no es una excepción :)

Souffle de bacalao con base de bechamel, huevos y queso parmesano.


Ingredientes


Para la bechamel
  • 60 g de mantequilla
  • 60 g de harina
  • 400 ml de leche
  • nuez moscada
  • pimienta 
  • sal
Para la masa
  • 250 g de bacalao desalado
  • 2 dientes de ajo
  • aceite de oliva
  • perejil
  • 3 yemas de huevo
  • 3 claras de huevo
  • 70 g de queso parmesano

Preparación


La bechamel
Colocar un cazo al fuego y calentar la mantequilla. Cuando esté deshecha añadir la harina, remover con las varillas y cocerla un par de minutos. Agregar la leche, la nuez moscada y seguir removiendo hasta que espese. Retirar del fuego y reservar.



El bacalao
Cortar el bacalao en trocitos pequeños. Picar el ajo muy fino.
Poner una sartén al fuego con una cucharada de aceite de oliva y cuando esté caliente sofreír el ajo. Incorporar el bacalao y dejar cocer unos minutos. Espolvorear con un poco de perejil, remover y retirar del fuego.



La masa del souffle
Separar las yemas y las claras.
Colocar las claras en un bol y con unas varillas montarlas a punto de nieve. Reservar en la nevera.
Preparar los ramequines para el horno: untar el interior con mantequilla y espolvorearlos con harina, sacudiendo el exceso. Limpiar bien el borde.


Precalentar el horno a 200º.
Rallar el queso parmesano.
Colocar la bechamel en un bol e ir añadiendo los huevos uno a uno, batiendo suavemente e incorporándolos a la mezcla. Añadir el bacalao y el queso rallado y remover hasta homogeneizar la mezcla. Por último incorporar las claras montadas, con movimientos envolventes para que pierda aire y se mantenga la textura.


Rellenar los ramequines hasta el borde interior e introducir en el horno a 200º durante 20 - 25 minutos aproximadamente, vigilando que no se nos quemen.


Cuando hayan subido y tengan ese bonito color tostado retirar del horno y servir calientes.

Souffle de bacalao con base de bechamel, huevos y queso parmesano.

  Si quieres ver más Souffles disfruta con los de mis otr@s compañer@s de desafío, visita el blog DESAFÍO EN LA COCINA.  

2 Comentarios:

  1. Precioso y perfecto y con el bacalao ya me tiene loca. Muchas gracias. Bss

    ResponderEliminar
  2. Me encanta el bacalao y si me lo pones en este delicioso soufflé no me puedo resistir a quitarte uno!! Perfectos!! Bs.

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios. Vuelve cuando quieras, te esperamos.

 

Participamos en