BannerTopMov

Anuncios

BannerSuscripcion

Tarta de queso con mermelada de moras


Recoger moras y hacer mermelada puede tener efectos colaterales, como por ejemplo esta cheesecake de crema de mascarpone y tartaleta de masa crujiente y cubierta de una generosa capa de esta preciada fruta roja. Y es que cualquier excusa es buena para darse un homenaje.


Ingredientes


Para la masa crujiente
  • 200 g de galletas crackers
  • 150 g de mantequilla
  • 100 g de azúcar
  • 50 g de harina
  • 30 g de agua
Para la crema de queso
  • 500 g de queso mascarpone
  • 160 g de azúcar
  • 2 huevos
  • 100 g de mantequilla
  • 60 g de harina
  • ralladura de piel de limón
  • 4 g de sal
  • 80 g de pasas
  • ron
Para la cobertura

Preparación


La masa crujiente
Colocar en el vaso batidor las galletas crackers troceadas y triturar hasta reducirlas a un fino granulado. Colocar en un bol y añadir la harina, mezclar y reservar.


En otro bol colocar el azúcar y la mantequilla (blanda, en textura pomada). Mezclar con espátula hasta que se integren.
Incorporar la mezcla al bol del pan y la harina y mezclar con las manos hasta que la mezcla sea homogénea.


Ir incorporando el agua poco a poco y seguir mezclando. Hemos de conseguir una textura arenosa con un punto de humedad. Hacer una bola.
Precalentar el horno a 180º.
Colocar la masa en el fondo del aro o molde que vayamos a utilizar y después en las paredes, de manera que quede forrado por una capa fina.
Aquí podemos decidir el tamaño de nuestras tartas, nosotros hemos utilizado aros de 12 cm y con la masa que ha sobrado hemos hecho la base de unos vasitos individuales que vendrán muy bien para el tupper.
Introducir en el horno y cocer a 180º durante unos 8 minutos.


El relleno
Hidratar las pasas. Podemos hacerlo colocándolas en remojo en agua caliente o, como en este caso, en  un vasito con ron.
Separar las yemas de las claras y reservar.
En un bol colocar el queso mascarpone y las yemas y mezclar con la ayuda de una espátula. Añadir la mitad del azúcar, la sal, la ralladura de limón y la harina y mezclar hasta que se integren todos los ingredientes.


Montar las claras a punto de nieve e incorporar el resto del azúcar poco a poco.
Fundir la mantequilla.
Incorporar las claras a la crema de queso en dos o tres veces, mezclando con cuidado y movimientos envolventes para que la mezcla no pierda aire.
Incorporar poco a poco la mantequilla fundida.
Escurrir y añadir las pasas, mezclar con la crema.


Rellenar las tartaletas previamente cocidas ( y en nuestro caso los vasitos con la crema que sobra).
Introducir en el horno y cocer a 160º durante 20 minutos. Retirar y dejar enfriar.
Para la cobertura hemos utilizado una mermelada de moras silvestres que preparamos a finales del verano (ver la receta haciendo clic en el nombre).




KIDSANDCHIC - Sunday Time - "Recetas con moras"


    4 Comentarios:

    1. Además de rica, recreativa y económica si recogemos las moras nosotros mismo. Y luego a parte de lo rica que sabe, lo bonita que queda.
      BEsinos

      ResponderEliminar
    2. Yo diría que no hay tarta de queso que no me guste y la mermelada de moras es mi preferida de toda la vida y si es casera más.
      Te ha quedado ideal.
      Un beso
      Lourdes

      ResponderEliminar
    3. Que rica!!!! se ven deliciosas esa tartaletas y el relleno, de morirse!!!!!!!!!!!!!!1

      ResponderEliminar

    Gracias por vuestros comentarios. Vuelve cuando quieras, te esperamos.

     

    Participamos en