BannerTopMov

Anuncios

BannerSuscripcion

Coxinhas al horno


Plato al parecer de origen brasileño, con el que seguimos internacionalizando el Desafío, que después de su largo paréntesis veraniego vuelve para seguir dando guerra.
Coxinha, significa literalmente "muslo", su forma se asemeja a esta parte del pollo, que por otra parte es el ingrediente básico del relleno.
En esencia es una masa de patata y harina, aromatizada con especias, rellena de pollo cocido y un poco de queso, a la que se da forma de musito de pollo, se reboza en pan rallado y se fríe en abundante aceite.
He respetado bastante la elaboración tradicional, pero he cambiado la técnica de cocción final, en lugar de freírlas en aceite las he horneado. Quedan crujientes por fuera y esponjosas en el interior, y creo que descontamos algunas calorías y tiene un toque diferente.
Se sirven acompañadas de una salsa picante, que en nuestro caso hemos elaborado a partir de una base de mousse de pisto manchego y chiles.
En honor a la verdad, cabe decir que el resultado supera las expectativas iniciales.




Ingredientes

  
Para el caldo de pollo
  • 1 carcasa de pollo
  • 1 puerro
  • 1 nabo
  • 3 ramas de apio
  • 1 chirivía
  • 2 zanahorias
  • agua
Para la masa
  • 125 gr de harina
  • 175 gr de patata cocida 
  • 350 ml de caldo de pollo
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • sal 
  • pimienta
  • 1 c/c perejil
  • 1 c/c orégano
  • 2 c/c de cúrcuma

  
Para el relleno
  • 2 muslos de pollo deshuesados
  • sal
  • pimienta
  • tomillo
  • romero
  • salvia
  • pollo del caldo
  • 2 c/c de sofrito
  • 2 c/s de salsa de tomate
  • 150 gr queso feta  

  • pan rallado
  • 2 huevos

Para la salsa

Preparación

  
Para el caldo
Preparamos el caldo: en una olla ponemos la carcasa de pollo junto con las verduras lavadas y peladas, cubrimos con agua y dejamos hervir durante 45 minutos más o menos, (30 si lo ponemos en la olla a presión).
Dejar enfriar ligeramente, retirar las verduras, reservar la carcasa y los restos de pollo, colar el caldo y dejar enfriar totalmente.
Antes de utilizarlo, desgrasar, retirando la capa que se queda en la superficie del caldo una vez esté frío.

Para el relleno
Asaremos un par de muslos de pollo deshuesados. Retirar la piel y el exceso de grasa de los muslos, salpimentar.
Untar una fuente de horno con unas gotas de aceite, colocar los muslos y distribuir por encima las hierbas (tomillo, romero y salvia).
Tapar con una hoja de aluminio de manera que quede bien cubierto y hornear a 180º durante 45 minutos. Dejar enfriar y reservar.


Retirar todo los restos de carne que puedan quedar en la carcasa del caldo, desmigar y reservar.
Deshebrar los muslos de pollo asado y mezclar con el pollo del caldo.
Poner unas gotas de aceite en una sartén e incorporar la carne, el sofrito y la salsa de tomate. Remover para que todo se mezcle bien y mantener un par de minutos en el fuego, para que se integren bien los sabores. Retirar del fuego y dejar que se enfrie totalmente.
Trocear el queso feta y reservar.

Para la masa
Lavamos una patata de unos 200 gramos, la pinchamos y la envolvemos con papel de cocina. Introducir en el microondas y cocinar a potencia máxima durante 5 minutos.
Retirar la patata del microondas y dejar que enfrie un poco, pelarla y mientras está aun tibia, machacar con un tenedor, reservar.
Picar los ajos y trocear muy pequeña la cebolla. Poner una cazuela al fuego con un poco de aceite y pochar los ajos y la cebolla, cuando tomen color incorporar el caldo, remover.
Añadir las hierbas y las especies, la curcuma le da sabor y además sirve para dar un ligero color amarillo a la masa. Dejar que rompa a hervir y añadir la patata machacada.



Dejar hervir durante 2 o 3 minutos, apartar del fuego y añadir la harina de golpe. Remover hasta que se integre con el líquido y volver a calentar a fuego medio, sin dejar de remover.
La masa estará lista cuando se forme una bola separándose de las paredes. Este proceso es costoso, durante unos minutos ejercitaremos el brazo, puede que después tengamos agujetas.
Retirar de la cazuela y esperar a que se enfrie totalmente, en mi caso la extendí sobre la encimera para acelerar el proceso.
Tenemos todos los ingredientes y ahora es el momento de dar forma a las coxinhas.

Precalentar el horno a 200º.

Dividir la masa en porciones iguales, de manera que podamos formar una bola del  tamaño aproximado a una pelota de pelota de pin-pon.


Aplanar la bola y formar como una cazuelita. Poner una pequeña porción de relleno de pollo, un trocito de queso y otra porción de relleno. Cerrar la masa envolviendo el relleno y dando forma de pera o muslo de pollo. 
Reservé unos huesos del pollo, limpios y secos, para añadirlos a la formación de las coxinhas, para darle más realismo, y además nos servirán para cogerlas.

Rellenar todas las coxinhas y rebozarlas con huevo batido y pan rallado. En mi caso las rebocé solo una vez, pero creo que si se rebozan dos veces, conseguiremos que queden más crujientes.


Colocar las coxinhas en una bandeja de horno, yo utilicé una bandeja perforada que uso para el pan, de manera que tengan calor por el máximo de superficie, y así no tener que darles la vuelta para que se doren.
Cocer a horno fuerte durante el tiempo necesario para que se doren.


Para la salsa
Triturar con la batidora la mousse de pisto junto con el resto de ingredientes, hasta que se forme una salsa muy fina y emulsionada. Conseguimos una salsa picantona y muy sabrosa que conjunta perfectamente con las coxinhas. 
Acompañamos con una ensalada sencilla que podemos aliñar también con la misma salsa.


En el caso de que sobre relleno, se puede utilizar, como hemos hecho en casa, en una ensalada bien completa y rica.

Si quieres ver las recetas de mis otr@s compañer@s de desafío, visita el blog DESAFÍO EN LA COCINA. Este desafío ha sido una propuesta de Carolina del blog "Tomillo, laurel y otras cosas de comer". El siguiente desafío es dulce y la desafiadora será Mabel del blog "A nadie le amarga un dulce"

35 Comentarios:

  1. jaja me encantan con el hueso del muslo, te han quedado auténticas, enhorabuena, besos

    ResponderEliminar
  2. Les teves sí que són autèntiques potes de pollastre, molt original. A més amb tantes aromàtiques (en sóc una autèntica fan) segur que t'han quedat boníssimes!!!

    Petonets

    ResponderEliminar
  3. Genial lo de hornearlas, así son más sanas y menos pesadas. Y aprovechar el pisto para la salsa, una gran idea. Bsito

    ResponderEliminar
  4. Habra que probarlas al horno, que fritas se ponen en la lorza...Original el toque del huesito. Bss

    ResponderEliminar
  5. Yo las freí pero la verdad es que al horno saldrán mucho más sanas y seguro que el sabor sigue siendo el mismo. para la próxima te copio el truco ;)
    besos!

    ResponderEliminar
  6. Riquisimas y el detalle del hueso de muslo esta genial.

    ResponderEliminar
  7. genial receta Pilar y da un poco de trabajo pero debe de ser una gozada en la boca.
    Muy buena
    Buen finde
    Bss

    ResponderEliminar
  8. Mira que idea lo de hornearlas, es verdad que le restas unas cuantas calorias y no le vienen mal porque son toda una bomba jeje ;)

    ResponderEliminar
  9. Otra variante de esta receta; muy buena idea lo de hornearlas :D

    Bss
    Con Especias

    ResponderEliminar
  10. yo también hice el pollo asado pero la idea de hacerlas al horno me ha encantado.
    muy bien, besitos

    ResponderEliminar
  11. que trabajazo te has pegado! son de las mas laboriosas que he visto hasta ahora,lo del hueso es muy graciosos,no son muslitos? pues alá,muslitos...jajaja...besos

    ResponderEliminar
  12. Pero Pilar, pedazo coxinhas te has marcado!!! Me ha encantado!! Jolines, tu masa no se parece en nada a la mia!! Que pasada, me estoy dando cuenta que igual no me han quedado demasiado bien.. mmmm no veo la masa igual, jajajaja ME encanta la forma de los muslitos, super original!!! Que chulas, desafio más que superado! Un besito guapaa

    ResponderEliminar
  13. Excelente idea, Pilar, la de abrirse a la cocina de otras latitudes. Te han quedado con un aspecto de los más tentador. (Me encantan tus series de fotos: magníficas.)

    ResponderEliminar
  14. que bueno lo de utilizar un hueso jajajajaja y menudo trabajon con tantas fotos

    felicidades !!!!

    ResponderEliminar
  15. Todo un placer pasear por tu receta estan de lujo muy elaborada y exquisitas, felicidades por tu receta lo del horno muy buena idea. saludos cocinando con cintro. :-)))

    ResponderEliminar
  16. Pilar, menudo paso a paso te has marcado, menudo lujazo de detalles y ademas de lo mas original que te han quedado, me gustan mucho y encima sin aceite, jeje!!!
    Besines guapisima

    ResponderEliminar
  17. Que buena pinta, te han quedado estupendas Pilar. Un besito

    ResponderEliminar
  18. T han quedado muy bien, con los huesos parecen muslos. Siempre va bien ahorrar alguna caloría.
    Besos.

    ResponderEliminar
  19. Muy originales Pilar, me encanta el detalle del hueso, muy buena idea. Y esa salsa seguro que les iba perfecta. Qué plato tan rico
    Besinos!!

    ResponderEliminar
  20. Hola Pilar, me has sorprendido como no tienes una idea, qué maravilla de conxinhas y el hornearlas me parece de lo mejor, tengo que copiártela, es que me encanta y todo es clarísimo, qué delicia de verdad, son impresionantes!
    Un besito

    ResponderEliminar
  21. ¡Me ha encantado la idea de ponerle el hueso! Qué originales, esto sí que es un desafío superadísimo!!!


    Besos

    ResponderEliminar
  22. Pilar, he alucinado con tu versión, lo del hueso me ha dejado muda, felicidades wapa. Besos. Yolanda.

    ResponderEliminar
  23. Enhorabuena por la originalidad, que si huesos, que si al horno, asi da gusto... me han encantado...

    ResponderEliminar
  24. Qué estupendo paso a paso, creo que son las que más se parecen a muslitos jeje las mias de higos no pasan. Besos.

    ResponderEliminar
  25. Me encantan, lo del hueso genial. Te quedaron perfectas. Saludos

    ResponderEliminar
  26. Hola Pilar !!! me encanta el paso a paso.Con el hueso si que parecen muslitos no como las mías que son ás dignas de unos higos.Besets.

    ResponderEliminar
  27. Hola Pilar, me ha encantado tu idea de guardar los huesitos y ponerlos como auténticos muslitos de pollo, que auténtico queda. Hasta pensaba que ni habías deshuesado los muslitos... hay madre!
    Te has currado el paso a paso y las fotos son geniales. Sinceramente.... ¿las volverías a hacer? jajaja
    Besitos

    ResponderEliminar
  28. aaayyy ese rellenito que rico debio de estar, te han quedado de lujo, besitos

    ResponderEliminar
  29. holaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa que te pensabas que no venia yaaaaa, jajajajajaja, me encanta ese mousse de mpisto nunca se me habria ocurrido y lo de hacerlas al horno absolutamente genial.
    Un besazo de Vanessa de Il Prezzemolo Tritato.

    ResponderEliminar
  30. Llegué, llegué, estoy aquí!!. Muy buena idea lo del horno, sí señor!!, han debido de quedar estupendas, imagino!!.
    Un beso y buen finde

    ResponderEliminar
  31. que curradas!!! lo de los huesos mola un montón!!!! me encantan!!

    ResponderEliminar
  32. que buenas te han quedado! y con ese hueso están genial, besissss

    ResponderEliminar
  33. Tu receta me parece muy original!! entre hacer el pollo al horno, poner patata en la masa, cúrcuma, al horno y todas las hierbas que has puesto... es imposible que no te queden buenas! y el toque del hueso muy gracioso!! Bs, Lucía

    ResponderEliminar
  34. Menuda pintaza tienen tus coxinhas! espectaculares!!!!

    ResponderEliminar
  35. Me encanta la idea de hacerlas en el horno, desde luego que como dices se le restan unos cuantos miles de calorías.
    Mi intención inicial era hacer algunas así, pero una cuestión de tiempo me lo impidió.
    Me encanta como has formado algunas con los huesos del pollo, desde luego que así hacen honor a su nombre
    Besitos

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios. Vuelve cuando quieras, te esperamos.

 

Participamos en