BannerTopMov

Anuncios

BannerSuscripcion

Sopa de tomate ahumada con tartar de bonito


Este mes en Cooking the chef tenemos un invitado estelar, nada menos que Martín Berasategui, toda una constelación de estrellas Michelin, y que combina como pocos la cocina de vanguardia en sus restaurantes y la del día a día en publicaciones y medios de comunicación.
Hemos elegido un plato con técnicas e ingredientes asequibles para hacer en casa y a la vez muy de Martín, productos frescos y de temporada, mezcla de texturas y sabores con un equilibrio final perfecto.
Así que aquí os dejamos esta sopa de tomate, de ligero sabor ahumado gracias al aporte de queso Idiazabal, y ya por si sola un descubrimiento, pero además se acompaña de un tartar de bonito que es otra pequeña joya. Para presentarlo hemos aprovechado los airbags que hicimos esta semana. La combinación es genial, plato perfecto para un menú de fiesta.

Sopa de tomate ahumada con queso Idiazabal, acompañada de un tartar de bonito prresentado como relleno de unos airbags de masa de pizza.

Ingredientes

Para la sopa
  • 1500 g de tomates maduros
  • 2 cebolletas
  • 3 dientes de ajo
  • 1 cucharada de concentrado de tomate
  • 100 g de queso Idiazabal
  • 1 cucharada de azúcar
  • 50 g de aceite de oliva
  • sal, pimienta negra molida



Para el tartar
  • 300 g de bonito fresco
  • 1 cucharada de cebolla roja picada
  • 1 cucharada de cebollino
  • 1 cucharada de perejil
  • 2 cucharadas de reducción de vinagre balsámico
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • sal, pimienta negra molida



Para servir
Para 4 raciones aprox.

Preparación

La sopa
Picar fino la cebolla y los ajos.
Lavar y cortar los tomates en trozos grandes, reservar.
Colocar una cazuela al fuego con el aceite de oliva. Cuando esté caliente añadir la cebolla y el ajo. Sazonar y sofreír hasta que la cebolla empiece a estar transparente. 
Incorporar los tomates y la cucharada de tomate concentrado (potenciará más el sabor).
Para que el aroma de Idiazabal sea más intenso un truco es añadir unos trozos de la corteza del queso, que sean grandes, así los podremos retirar fácilmente después de la cocción.
No es necesario añadir agua, los tomates ya llevan suficiente. Añadir el azúcar, tapar la cazuela y dejar cocer durante unos 30 minutos aproximadamente. 
A vuestro gusto podéis añadir alguna hierba aromática, como albahaca o menta por ejemplo.


Sacar las cortezas del  queso y colocar los tomates en un vaso batidor y triturar hasta conseguir una crema fina. Pasarla por un colador para eliminar restos de pieles y semillas.
Rallar el queso Idiazabal y añadirlo a la sopa. Ir removiendo y aprovechar que aún está caliente para que se funda y se integre bien. Volver a triturar para homogeneizar la textura.
Al servir acompañar con finas láminas de queso, cebollino picado y un cordón de aceite de oliva.



El tartar
Preparar primero la crema de balsámico: colocar en un cazo al fuego 200 ml de vinagre balsámico y dejar reducir hasta la mitad. Retirar, dejar enfriar y reservar. 
Cortar el bonito en trozos pequeños, colocarlos en un recipiente y reservar.
Picar la cebolleta, el perejil y el cebollino finamente.


Añadir todos los ingredientes al bonito: cebolleta, perejil, cebollino, la reducción de balsámico, el aceite de oliva, salpimentar y mezclar con cuidado. Tapar y dejar reposar en la nevera una media hora.


Para presentar el tartar de bonito hemos elegido un par de opciones: una pequeña porción emplatada con ayuda de un aro y otra rellenando unos airbags de masa de pizza (para ver la receta hacer clic aquí).
Para hacer el orificio utilizar el mango de una cucharita y hacerlo presionando con mucho cuidado para que no se rompan. Rellenar con el tartar.


Sopa de tomate ahumada con queso Idiazabal, acompañada de un tartar de bonito prresentado como relleno de unos airbags de masa de pizza.


Con esta receta participamos en el reto de mayo: Martín Berasategui de Cooking the Chef, donde podéis encontrar más propuestas de éste y otros grandes chefs.


18 Comentarios:

  1. Hola!
    que buena esta sopa! alguna vez la he hecho, sin el truquillo de las cortezas, que me apunto para otra vez. A mi me quedo muy cremosa y me sirvió como salsa para unos macarrones... un pelín dulces, pero que quedaron diferentes a los típicos con tomate.
    Y los airbags... de 10 !

    :) ;)

    ResponderEliminar
  2. Con Idiazabal... tremenda aportación. Me encanta. Es un queso tan delicado, tan sublime... en la sopa tiene que triunfar, y con el tartar... vaya plato más interesante nos has traído.

    ResponderEliminar
  3. Quina bona pinta que fa, i lo que més m´agradar son els panets airbags. Un petó.

    ResponderEliminar
  4. tiene un aspecto increíble, ese tartar combina genial con el tomate. En las fotos se ve genial, me entra hambre!!

    ResponderEliminar
  5. Me la apunto!! Debe ser deliciosa!!! Gracias por compartir y nos vemos en el próximo reto! Besos!

    ResponderEliminar
  6. Una sopa deliciosa, con tal maestro sólo puede saber a gloria!
    Besos y feliz semana,
    Palmira

    ResponderEliminar
  7. Manera super elegante de combinar dos recetas en una, estupenda presentación!
    La sopa de tomate me encanta, tengo que hacer esta tuya y el tartar de atún ni te cuento.
    Besos
    Nieves

    ResponderEliminar
  8. M'ha encantat la sopa i la presentació... Fantàstic!!
    Moltes mercès per participar
    petons

    ResponderEliminar
  9. quina delícia de foto, de plats i de presentació...però moro per aquest bol...és una monadaaaaa!!!

    ResponderEliminar
  10. La sopa me encanta, con el Idiazabal...mmmmm, riquísima!!!!
    I el tàrtar, no hace falta añadir nada más!
    Ptnts
    Glòria

    ResponderEliminar
  11. Una receta fantástica.... y ese pan que has puesto para acompañar....qué ricoooo
    Besotes

    ResponderEliminar
  12. Magnifica la receta, tanto la sopa de tomate, muy bueno el truco de las cortezas, como el tartar, que es una apuesta segura en cualquier mesa. Bueno lo digo porque a mi me encanta.
    jeeeeeee
    bssss desde Almeria

    MAGNIFICA RECETA, TANTO LA SOPA, MUY PARA EL VERANO DESQUITA Y EL ATARTAR, QUE CON EL SIEMPRE SE ACIERTA. TU SI QUE HAS ACERTADO CON ESTAS RECETA DE MARTIN.

    ResponderEliminar
  13. ¡Una propuesta de lujo! ¡De estrella Michelin!
    Saludos,
    Olga

    ResponderEliminar
  14. Una sopa de tomate llena de sabor, con ese queso que más se puede pedir junto al tartar!, me encanta la presentación en las esferas de masa de pizza!!, Muy rico todo y muy bien explicado.

    Besos!

    ResponderEliminar
  15. Me gusta la composicion con todo, parece rico.
    Enhorabuena por le reto y que bien que pones tantos detalles con fotos...Siempre digo que lo haré un dia pero todavia....eerrhhmmm ...
    A por le siguente del Mr Ramsay

    ResponderEliminar
  16. Una sopa bien rica, con el queso le tiene que dar un toque riquisimo!
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Lo tuyo es imaginación al poder!!! Airbags de masa de pizza!!! Brutal la receta y la sopa de tomate con el queso me encanta. Bueno, la verdad es que me gusta todo. Muy buena aportación!!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  18. Mmmm deliciosa la sopa, el toque de Idiazabal me parece genial y el acompañamiento de tartar no puede ser más acertado. Enhorabuena por toda la combinación.
    Besos

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios. Vuelve cuando quieras, te esperamos.

 

Participamos en