BannerTopMov

Anuncios

BannerSuscripcion

Buñuelos de bacalao y morcilla


Los buñuelos de bacalao son todo un referente en nuestra gastronomía, fijos en las cartas de muchos restaurantes y tapa clásica donde las haya. Hoy le damos un nuevo giro y añadimos al "mar" un toque de "montaña" de la mano de unas morcillas de cebolla, al tiempo que reducimos un poco el tamaño para hacerlos minibocado. 
Y más pruebas en la cocción: la tradicional fritura y también la más ligera al horno. Inmejorables resultados en las dos, por lo tanto la elección irá a gustos. En cualquier caso disfrutarlos!

Buñuelos con masa de bacalao y morcilla de cebolla, presentados en dos cocciones, la tradicional fritura y la más ligera al horno


Ingredientes

Para la pasta choux
  • 125 g agua
  • 125 g leche
  • 110 g mantequilla
  • 150 g de harina
  • 3 g sal
  • 4 huevos
Para el relleno
  • 250 g bacalao desalado
  • 2 morcillas de cebolla
  • ajo y perejil (1 cucharada sopera de cada)
  • 2 cucharadas de aceite virgen extra
Para freír
  • Aceite de girasol


Preparación

Cortar el bacalao desalado en trozos pequeños, poner la leche junto con el agua y el bacalao en un cazo, calentar hasta que empiece a hervir, entonces retirar del fuego y colar. Reservar el líquido.
Retirar la piel de la morcilla y cortar en trozos. Triturar juntos el bacalao y la morcilla hasta formar una pasta homogénea, reservar.



La masa choux
Podéis seguir la elaboración paso a paso de la masa choux en esta receta Eclairs king cake (hacer clic aquí).
Utilizar la leche y el agua de la cocción del bacalao que hemos colado y reservado. 
Al utilizarla la masa choux en una preparación salada no le añadimos azúcar.



La masa de los buñuelos
Añadir a la masa choux la pasta de bacalao y morcilla y mezclar bien hasta que queden perfectamente integradas.
Saltear el ajo y el perejil junto con el aceite (se puede hacer en el microondas, 1 minuto a 600W de potencia, o bien en una sartén al fuego).
Añadir el sofrito a la pasta y mezclar hasta que la masa sea homogénea.
Colocar la masa en una manga pastelera con la boca ancha, facilita la tarea de formar los buñuelos. Una alternativa es darles forma con dos cucharillas.

Los buñuelos
Para la cocción final tenemos dos opciones, la más tradicional de freírlos y la más ligera de hornearlos. Como para gustos los colores os explicamos las dos y elegir la que más os guste :)

Opción A: fritos
Poner en un cazo al fuego una buena cantidad de aceite de girasol y calentar. Cuando alcance la temperatura ideal (el aceite burbujea alrededor de la masa y acaba cubriéndola), incorporar las porciones de masa en pequeñas cantidades para que la temperatura se mantenga. Freír bien por todos los lados y retirar con ayuda de una espumadera. Colocarlos en un plato sobre papel de cocina para que escurran el exceso de aceite.
Como eran para aperitivo los hemos hecho de un tamaño más pequeño del habitual.



Opción B: horneados
Precalentar el horno a180º.
Colocar un papel de horno sobre una bandeja y formar los buñuelos directamente con la manga pastelera. 
Introducir en el horno y cocer a 180º durante unos 18-20 minutos, vigilando el color final. Retirar y, con cuidado de no quemarnos, a por ellos.


Se pueden comer directamente o bien acompañar con alguna salsa. Aquí están servidos con una mayonesa aderezada con un toque de pasta de chiles.


Buñuelos con masa de bacalao y morcilla de cebolla, presentados en dos cocciones, la tradicional fritura y la más ligera al horno


Algunas ideas más de aperitivos con sabor a mar (para ver la receta hacer clic en el nombre):




1 Comentarios:

  1. Creo que es la primera vez que veo esta combinación en buñuelos y con lo que me gustan los tierra y mar esta receta me parece sencillamente fantástica!
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios. Vuelve cuando quieras, te esperamos.

 

Participamos en