BannerTopMov

Anuncios

BannerSuscripcion

Milhojas y vasitos de miel y requesón


Queso y miel son pareja ganadora, si sumamos frambuesas (o cualquier otra fruta roja) el trío sube de nivel y asegura el éxito del postre. El queso viene fresco y en una ligera textura de espuma (que puede ser una mousse como os indicamos al final de la receta), la miel en una suave gelatina y la frambuesa tal como es, al natural. Y en dos opciones de presentación de formato individual, vasitos y milhojas. 



Ingredientes


Para la gelatina de miel
  • 40 g de miel
  • 100 ml de agua
  • 1 g de agar-agar
Para la espuma de requesón
  • 250 g de requesón
  • 200 ml de nata de montar
  • leche
  • 10 g de proespuma en frío (opcional)

Preparación



La gelatina de miel

Poner en un cazo pequeño la miel y el agua y calentar la mezcla al fuego. Cuando empiece a hervir añadir el agar-agar en forma de lluvia y mantener en el fuego hasta que se disuelva completamente. Retirar, colar y verter en un molde plano, de manera que quede una fina capa. Dejar templar y colocar en la nevera para que se enfríe.




La espuma de requesón

Colocar el requesón y la nata en el vaso de la batidora y completar con un poco de leche hasta alcanzar un volumen de 500 ml.  Opcionalmente se le puede añadir proespuma en frío que hará que nuestra espuma sea más firme y estable y aguante más tiempo. Triturar para que se mezclen los ingredientes.
Pasar la crema por un colador y colocarla en el sifón. Seguir las instrucciones del fabricante para las cargas de gas y el reposo en nevera. Nosotros para 500 ml de preparación hemos utilizado 1 carga de gas y un reposo de entre una y dos horas en nevera.



El milhojas

Cortar la gelatina en pequeños rectángulos. Colocar uno en la base del plato y montar encima seis puntos de espuma de requesón de manera que ocupen toda su superficie, cubrir con otra pieza de gelatina y repetir la operación. Repetir el proceso una vez más. 
Otra variante consiste en alternar la espuma con frambuesas, que aportan un punto fresco y ácido al conjunto.
Puede decorarse con granillo de almendra crujiente.



Los vasitos

Otra opción de montaje es en vasitos, alternando capas de frambuesas y espuma de requesón y acabando con unos pequeños dados de gelatina de miel.





Mousse de requesón

Si te gusta la propuesta pero el sifón no forma parte de tu colección de trastos de cocina puedes sustituir la espuma por una mousse tradicional que puedes prepara así:

Poner 2 hojas de gelatina en un bol con agua fría para hidratarlas.
Montar la nata y reservar.
Triturar el requesón hasta conseguir una crema.
Escurrir la gelatina y fundirla en el microondas unos segundos, añadirla a la crema, mezclándola bien con unas varillas para que se integren los ingredientes.
Finalmente añadir la nata montada con movimientos envolventes.
Colocar la mousse en una manga pastelera, con una boquilla a nuestro gusto, y enfriar en la nevera.

3 Comentarios:

  1. Que ricos!!! Me encantan los dos pero sobre todo el milhojas... Un beso!!

    recetas de una gatita enamorada

    ResponderEliminar
  2. Menudo postre más original y vistoso, me ha gustado mucho la idea.

    besos guapa

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios. Vuelve cuando quieras, te esperamos.

 

Participamos en