BannerTopMov

Anuncios

BannerSuscripcion

Romesco / Salsa para calçots


Hoy os traemos nuestra versión familiar del romesco, una salsa potente y concentrada.
Estas salsas admiten muchas variaciones en cuanto a la proporción de los ingredientes y la textura y consistencia final. Ir probando hasta encontrar vuestro punto, la que más os guste. Esta que os proponemos a veces la llamamos en casa "salsa de turrón", porque está cargadita de almendras y avellanas, pero os puedo asegurar que está buenísima: con calçots, con pescado, con marisco, con verduras a la brasa, con xató, con pasta, con pan, con ... lo que os atreváis a mojar!



Ingredientes:
  • 100 gr. de almendras torradas
  • 100 gr. de avellanas torradas
  • 4 tomates maduros
  • 1 huevo
  • 3 ñoras
  • 5 dientes de ajo
  • 150 cc de aceite de oliva
  • 3 cucharadas grandes de vinagre de jerez
  • 1 pellizco de azúcar
  • Sal al gusto
 






Preparación
 
Hacer un corte en forma de cruz en la piel de los tomates. Pelar los ajos.
Asar los tomates y los ajos en el horno. Tener cuidado de que los ajos no queden dorados, y que los tomates no pierdan el jugo. Una vez listos, dejar enfriar y reservar.
En una cazuela pequeña poner a hervir agua y echar el huevo y las ñoras hasta que el primero esté duro. Dejar enfriar y pelar el huevo, reservar la yema.


Abrir la ñoras, quitar las pepitas y, con un cuchillo, raspar el interior, recoger la pulpa y desechar la piel.
Pelar los tomates.


En el vaso o bol de la batidora se colocan los tomates pelados, los ajos, la yema de huevo, la pulpa de las ñoras, las almendras, las avellanas, el aceite de oliva, el vinagre, la sal y el azúcar. Se tritura y mezcla bien con la batidora hasta que quede todo bien picado, formando una salsa espesa. Puede aligerarse la textura con más aceite y vinagre, lo que os decía en la presentación, cada uno le tiene que encontrar su punto.


Puede conservarse en tarros de cristal esterilizados, y aguanta mucho tiempo.
Para preparar la conserva:
Preparamos los botes de cristal que vamos a utilizar: se esterilizan en agua hirviendo. Envasamos la salsa romesco en caliente, con la precaución de dejar unos dos centímetros libres. Tapamos los botes y a continuación los esterilizamos: en una cazuela alta ponemos agua a hervir y sumergimos completamente los botes. Tienen que estar en el agua hirviendo unos veinte minutos aproximadamente.
Dejarlos enfriar y ya estan listos para cuando los necesitemos.










3 Comentarios:

  1. Amb aquesta salsa no necesito res més que pà i prou :o) Deliciosa i tan aromàtica!
    Molt bon cap de setmana,
    Palmira

    ResponderEliminar
  2. Ñam ñam, me encanta esta salsa. Aquí los hacemos al finalizar el verano y nos encanta, supongo que tomarlos allí debe de ser mejor aun!!
    Besotes

    ResponderEliminar
  3. Que buena pinta! me he traído a casa unas ñoras para prepararla, a ver que tal...

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios. Vuelve cuando quieras, te esperamos.

 

Participamos en