BannerTopMov

Anuncios

BannerSuscripcion

Panecillos tigre


Su nombre original es tijgerbrood, y es otro curioso exponente de los variados panes del mundo. El efecto craquelado de su corteza se asemeja al dibujo de la piel del felino, de ahí su peculiar denominación, pan tigre. Originario de los Países Bajos hoy se halla extendido por otras zonas del planeta.
Este efecto se consigue añadiendo a la masa del pan un baño de una masa casi líquida con base de harina de arroz y aceite de sésamo entre otros ingredientes. Por acción del calor se cuartea y se tuesta dando ese bonito acabado, y un aroma y sabor especial.

Si te gustan los panes con acabados decorativos este Pan craquelado de cerveza es espectacular (pinchar aquí).


Ingredientes


Para la masa
  • 600 g de harina integral de trigo
  • 50 g de masa madre
  • 1 huevo
  • 275 g de agua
  • 25 g de azúcar
  • 10 g de sal
  • 40 g de aceite de oliva
  • 10 g de levadura fresca
Para el baño
  • 50 g de harina de arroz
  • 50 g de agua
  • 3 g de levadura fresca
  • 1 cucharadita de aceite de sésamo
  • 1 cucharadita de azúcar
  • una pizca de sal

Preparación

 

    Activando la masa madre (no es imprescindible, en este caso puede sustituirse por 25 g de harina y 25 g de agua)

Preparar y pesar todos los ingredientes. Batir el huevo.
En el bol de la amasadora colocar, por este orden, la harina, la masa madre, el azúcar, la sal, la levadura desmenuzada, el agua y al final el aceite y el huevo batido. Primero, con el accesorio gancho, mezclar bien los ingredientes y después continuar con el amasado aproximadamente unos 8 minutos.
Sacar la masa a la superficie de trabajo y acabar el amasado a mano durante un par de minutos más. Formar una bola, cubrir con un paño de algodón limpio y dejar reposar durante 30 minutos, (1a fermentación).


Dividir la masa en diez partes más o menos iguales (aproximadamente de unos 100 gramos). Formar los bollitos con pequeños movimientos circulares sobre la superficie de trabajo. 
Colocarlos en una bandeja de hornear, con suficiente separación unos de otros para que al crecer no se peguen. Tapar con un paño de algodón, humedecerlo ligeramente para que no se resequen y dejar reposar mientras se prepara la cobertura.


Para preparar el baño de cobertura colocar en un bol la harina de arroz, el azúcar, la sal y la levadura desmenuzada. Añadir el aceite de sésamo y por último el agua. Mezclar bien los ingredientes con unas varillas hasta que tengamos una textura cremosa. Si nos queda espesa podemos aclararla con un poco más de agua, pero ojo, no incorporar más de una cucharadita cada vez.


Colocar una cucharada del baño en la parte superior de los bollitos, y con la ayuda de una espátula o de un pincel repartir también por los laterales, de manera que queden casi cubiertos de una fina capa.
Dejar reposar durante una hora aproximadamente, hasta doblar más o menos su volumen (2a fermentación).

Precalentar horno 220º
Introducir los bollitos en el horno con vapor durante 5 minutos. El vapor se puede generar colocando una pequeña bandeja metálica en la base del horno mientras se precalienta. Una vez introducidos los panes, se vierte en la bandeja un vaso de agua, que debido a la alta temperatura del horno producirá vapor. También se pueden rociar las paredes interiores del horno con un spray de agua.
Pasado los primeros cinco minutos, bajar la temperatura a 200º y cocer 15-20 minutos más, vigilando que no se nos quemen. 
Retirar del horno y enfriar sobre una rejilla.


La cobertura de harina de arroz se cuarteará durante la cocción y le dará ese aspecto tan atractivo a nuestros panecillos.


Si te interesa el mundo del pan, te dejo unos cuantos por si quieres curiosear:

Pan en cocotte

Focaccia con aceite de hierbas

Brezelns

Pan polar tunnbröd

Y aquí encontrarás todos los Panes del blog


8 Comentarios:

  1. Es chulisimo este pan, queda muy bonito para presentar en la mesa.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Los he visto por la red y cada vez me gustan mas!! me quedo con tu receta pues lo has explicado muy bien y seguro que los hago pronto!! me encanta hacer pan casero..Bs.

    ResponderEliminar
  3. Como mola Pilar!!! que artistaza! te quedó genial, un beso guapa :)

    ResponderEliminar
  4. El pan de cerveza con este efecto me encanta y estos panecillos cuando los vi hace unas semanas en varis blogs por el reto me llamaron mucho la atención pero aún no me he atrevido.
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
  5. Espectaculares!!!! Menuda manos que tienes!!

    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Me imagino que estarán buenísimos, porque todavia no los he probado, pero desde luego como tu los has hecho son tentadores, además como el pan casero no hay nada, me voy con ganas de hacerlos, besos
    Sofía

    ResponderEliminar
  7. Me encanta como queda, es muy bonito!!! ya me gustará intentar hacerlos, gracias :) besos

    ResponderEliminar
  8. Asi en pequeño y con esta costra tan especial queda de lujo en la mesa.
    Buenos y bonitos te han quedado
    Buen finde
    Bss

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios. Vuelve cuando quieras, te esperamos.

 

Participamos en