BannerTopMov

Anuncios

BannerSuscripcion

Tarta de polenta, naranja y almendra


Curiosa tarta, de sabor y textura singular, que si  pruebas se convertirá fácilmente en una de tus favoritas. Alejada de los cánones más tradicionales, sin harina, sin lácteos, sin azúcar, tiene el acierto de que los ingredientes "suplentes" le dan fuerza y carácter. La polenta (sémola de maíz), las almendras molidas, el aceite de oliva, la miel y el aroma y sabor de las naranjas tejen complicidades y crean una textura húmeda y suave. Hemos utilizado la variedad sanguina que está en temporada, pero es igualmente sabrosa con mandarinas o las naranjas de piel fina.
Una perfecta opción sin gluten y sin lactosa.

Tarta de naranja, polenta y almendras, aceite de oliva y endulzada con miel. Sin gluten y sin lácteos.


Ingredientes

  • 200 g de almendra molida
  • 100 g de polenta
  • 150 g de miel
  • 200 ml de aceite de oliva
  • 3 huevos
  • 3 naranjas (400 g)
  • 1 cucharadita de levadura química
  • 1 pizca de sal
Para el glaseado
  • 3 cucharadas de azúcar glass
  • el zumo de media naranja



Preparación


Lavar bien las naranjas. Colocarlas en un cazo con agua fría y llevar a ebullición, bajar a fuego suave y mantener la cocción durante una hora. Retirar del agua y dejar enfriar. Como las vamos a utilizar enteras, con este proceso evitaremos que nos amarguen la mezcla.

Precalentar el horno a 170º.
Cortar las naranjas enteras y con piel en trozos y triturar en vaso o batidora.


Añadir los huevos, el aceite y la miel y batir para mezclar bien los ingredientes. Incorporar la polenta, la almendra, la levadura y la sal y remover hasta que se integren bien todos los ingredientes.


Engrasar el molde* o moldes que vayamos a utilizar. Aquí hemos utilizado dos redondos de unos 16 centímetros de diámetro y hemos forrado la base con papel de horno para faciliotar el desmoldado.
Verter la masa en el molde o moldes (al utilizar dos ponemos la mitad en cada uno) y mover para nivelar la superfície.

Introducir en el horno y cocer a 160º durante 1 hora aproximadamente, vigilando hacia el final que quede dorada pero que no se queme.

Retirar los moldes del horno y dejar reposar unos 10 minutos antes de desmoldar. Pasado este tiempo sacar la tarta del molde y dejar enfriar sobre una rejilla.


En un bol pequeño poner el azúcar glass y el zumo de media naranja y batir hasta mezclar bien. Aplicar con ayuda de un pincel por toda la superfície, mejor con las tartas aún calientes.
Decorar al gusto, por ejemplo con unas rodajas de naranja deshidratada y semillas de sésamo garrapiñadas.

* Si se utiliza un solo molde ha de ser de 20-22 centímetros de diámetro.


Tarta de naranja, polenta y almendras, aceite de oliva y endulzada con miel. Sin gluten y sin lácteos.


Si te gustan los sabores cítricos en tus postres aquí tienes otras refrescantes propuestas (hacer clic en el nombre para ver las recetas)





0 Comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por vuestros comentarios. Vuelve cuando quieras, te esperamos.

 

Participamos en