BannerTopMov

Anuncios

BannerSuscripcion

Sardinas a la brasa con gremolata


No hay mejor manera de cocinar sardinas que asarlas a la brasa y comerlas al aire libre, disfrutando del sol y del verano, estación que marca su temporada y en la que inunda playas, barbacoas y fiestas populares. 
Hoy os proponemos cocinarlas con un sencillo aderezo mediterráneo de origen italiano, la gremolata, donde el ajo, el perejil y el limón realzan su natural sabor.

Sardinas a la brasa con aderezo de gremolata, picada italiana de ajo, perejil y piel de limón


Ingredientes

  • sardinas
  • ajo
  • unas ramitas de perejil
  • ralladura de piel de limón
  • pan rallado
  • aceite de oliva
  • sal


Preparación


La gremolata
Picar muy finamente el ajo y el perejil. Rallar superficialmente la piel de un limón, para evitar la parte blanca y que no amargue. Mezclar el ajo, el perejil y el limón. Añadir un poco de aceite de oliva y una cucharada de pan rallado, facilitará extenderlo más uniformemente, reservar.
Abrir las sardinas y limpiar de tripas. Rellenar el interior con la gremolata y volver a cerrarlas. Opcionalmente se pueden aderezar también por el exterior.



Las sardinas
Tener a punto la barbacoa. También pueden prepararse en una plancha convencional.
Colocar las sardinas en una parrilla doble reversible (facilita mucho la operación de darles la vuelta). Asarlas por ambas caras hasta que estén cocidas, teniendo cuidado de que no se quemen por el exterior.
Retirarlas, ponerlas en un plato y servir con rodajas de limón.


Si son grandes y/o no tenemos parrilla doble, podemos hacerlas en una bandeja o similar, y darles la vuelta con unas pinzas.


Y aquí tienes otras platos preparados con sardinas, para disfrutarlas al máximo (haz clic en la foto para ver la receta)




0 Comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por vuestros comentarios. Vuelve cuando quieras, te esperamos.

 

Participamos en