BannerTopMov

Anuncios

BannerSuscripcion

Ossobuco milanesa con gremolata


De vez en cuando apetece un guiso potente, de los de fuego lento, con una carne melosa y una salsa con sutiles aromas, con buen pan, buen vino y buena compañía. El ossobuco a la milanesa cumple todos los requisitos y prepararlo y comerlo es una auténtica fiesta. Se puede presentar solo, acompañado del típico rissoto, de puré de patata o como en este caso, simplemente con pan. Y sin olvidar añadir la gremolata, toque final del plato.





Ingredientes:

  • 4 piezas de ossobuco
  • 1 cebolla
  • 2 zanahorias
  • 1 rama de apio
  • 2 dientes de ajo
  • 2 c/s de salsa de tomate
  • 1 vaso de vino blanco
  • 1 ramita de romero
  • 6 hojas de salvia
  • 1 hoja de laurel
  • 1/2  litro de caldo de carne
  • Harina 
  • Sal, pimienta
  • AOVE
Para la gremolata:
  • Ralladura de la piel de un limón
  • 2 c/s de perejil
  • 2 dientes de ajo
 c/s cucharada sopera





Preparación:

Hacer tres o cuatro cortes  en la piel que rodea la carne para evitar que ésta se encoja. Salpimentar y enharinar ligeramente. En una cazuela, de tamaño suficiente para que cojan las piezas de ossobuco, calentar aceite de oliva y sellar y dorar la carne. Reservar.

Picar finas las verduras y rehogar en el aceite la cebolla, la zanahoria y el apio. Cuando doren añadir el ajo y la salsa de tomate. Remover, acabar de pochar y añadir el ossobuco. Verter el vaso de vino y dejar evaporar todo el alcohol.

En este punto añadir las hierbas aromáticas y el caldo. Dejar cocer, con la cazuela tapada y a fuego lento, durante aproximadamente hora y media, vigilando que no se quede sin caldo y se agarre la carne.

Para preparar la gremolata, picar muy finamente el ajo y el perejil. Rallar superficialmente la piel de un limón, para evitar la parte blanca y que no amargue. Mezclar el ajo, el perejil y el limón.
Espolvorear por encima de la carne dos o tres minutos antes de retirar del fuego. Servir caliente.



1 Comentarios:

  1. IDEa: si sobra salsa puedes hacer, por ejemplo, un cous-cous con pollo, acabarás de chuparte los dedos. Todo menos tirarla, es pecado!

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios. Vuelve cuando quieras, te esperamos.

 

Participamos en