BannerTopMov

Anuncios

BannerSuscripcion

Milhojas de berenjenas y marisco


Un plato gratinado con sabores a huerta y marisco, que nos recuerda de alguna manera a la tradicional moussaka griega en una versión muy marinera. Berenjenas, gambas, mejillones y calamar unidos por una suave y especial bechamel.

Ingredientes

  • 1 berenjena grande (o 2 medianas)
  • 300 g de colas de gamba
  • 100 g de patas y aletas de calamar
  • 80 g de mejillones al natural
  • 1 cebolla pequeña
  • 1 diente de ajo
  • piel de lima
  • sal
  • perejil fresco
  • 100 ml de vino blanco
  • aceite de oliva 
  • queso parmesano rallado
Para la bechamel
Para 4 raciones

Preparación

Preparar los ingredientes, tenerlos listos y a mano ahorra tiempo.
Cortar la berenjena en láminas finas, una mandolina es ideal pero puede hacerse con un cuchillo afilado, cuidado y paciencia. Colocarlas en un escurridor y rociarlas con sal, sudarán un poco de agua y eliminará el amargor natural de la berenjena.
Lavar y picar el ajo, la cebolla, el perejil y la piel de la lima.

Picar en trocitos pequeños los mejillones, las gambas y los calamares.
Colocar una sartén al fuego con tres o cuatro cucharadas de aceite. Cuando esté caliente añadir el ajo, freír un minuto y añadir la cebolla, cocinarla hasta que empiece a ablandarse. Añadir los calamares y rehogar dos o tres minutos. Incorporar las gambas y, cuando cambien de color, los mejillones. 


Añadir el perejil y la piel de lima, mezclar bien todos los ingredientes y rociar con el vino blanco. Dejar cocer unos minutos para que evapore el alcohol y liguen los ingredientes. Retirar del fuego y reservar.


La bechamel de gambas
Poner dos o tres cucharadas de aceite de oliva en un cazo al fuego y calentar bien. Incorporar la harina tamizándola, remover bien para homogeneizar la mezcla y cocinar la harina un par de minutos. 
Añadir el caldo de pescado y el fumet de gambas. Sazonar y añadir la nuez moscada. Opcional: si quieres darle un toque picante puedes añadir un poco de chile, nosotros hemos añadido una cucharadita de esta pasta de chiles asados. Mezclar bien los ingredientes y mantener la cocción a fuego bajo, sin dejar de remover para que no se formen grumos y hasta que la salsa empiece a espesar. Retirar del fuego y reservar.

Lavar, escurrir y secar las berenjenas.
Untar con un poco de aceite una sartén antiadherente y tostar ligeramente las láminas de berenjena.


Para montar el milhojas colocar una capa de bechamel en el fondo del molde, encima una capa de berenjenas, una capa de relleno y otra de bechamel. Repetir la operación hasta llenar el molde. Acabar con una capa de parmesano rallado.


Colocar bajo el grill del horno y dejar hasta que funda el queso y adquiera un color tostado. Y listo para disfrutar!



4 Comentarios:

  1. Fantástica y deliciosa versión marinera de la musaka, tiene una pinta buenísima.
    A mi también me gusta versionar este clásico griego: con atún, con "carne" vegetal de soja, con relleno de salchichas... La tuya es otra idea que queda pendiente, me ha gustado mucho :)
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Pero qué pinta más fantástica que tiene, seguro que el sabor tiene que ser tremendo ehh

    besazos

    ResponderEliminar
  3. Aprobecho para saludarte como nueva en el grupo del desafio .tus milojas con berenjenas y marisco te han quedado genial , felcidades ,besitos

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios. Vuelve cuando quieras, te esperamos.

 

Participamos en