BannerTopMov

Anuncios

BannerSuscripcion

Pavlova con trufa y frutos rojos


Mientras Nueva Zelanda y Australia andan todavía enredando por la autoría de la tarta, elaborada por primera vez en homenaje a la famosa bailarina rusa Anna Pavlova, aquí hace tiempo que le teníamos ganas. Tarta crujiente por fuera y cremosa y ligera por dentro: merengue, crema de trufa y frutos rojos, ¿te apuntas?

Pavlova, tarta de merengue horneado, rellena de crema de trufa y coronada por frutos rojos variados.

Ingredientes

Para el merengue
  • 160 g de claras de huevo
  • 160 g de azúcar
  • 1 cucharada de maicena
  • 1 cucharadita de cremor tártaro*
* o un sobre de acidulante de los que van en las gaseosas caseras
Para la trufa
  • 200 ml de nata para montar
  • 60 g de chocolate negro
  • 20 g de azúcar
  • 1 cucharadita de ron (opcional)
Frutos rojos
  • arándanos
  • frambuesas
  • cerezas
  • moras



Preparación


El merengue
Colocar las claras en un bol y batir con las varillas a baja velocidad hasta que empiecen a espumar. Ir añadiendo el azúcar y batir a velocidad alta hasta que las claras formen un pico firme y brillante.
Mezclar la maicena con el cremor tártaro y añadir a las claras montadas. Incorporar por último la vainilla, removiendo con cuidado hasta que se integren bien los ingredientes.


Precalentar el horno a 120º.
En un papel de horno dibujar un círculo del diámetro que le queramos dar a la tarta para que nos sirva de guía. Girar el papel sobre una bandeja de horno y colocar encima el merengue y darle forma, dejando en el centro una parte más hundida donde pondremos la crema al montarla. Aquí hemos decorado el exterior con estrías, marcadas con ayuda de un tenedor.
Introducir el merengue en le horno y cocer a 100º durante 150 minutos. Controlar que no se tueste, el punto idóneo es crujiente en el exterior y suave en el interior. Dejar enfriar en el interior del horno.



La crema de trufa
Poner la nata y el azúcar en un cazo al fuego, cuando empiece a hervir incorporar el chocolate y si es el caso el ron. También podemos añadir una cucharadita de cacao en polvo si queremos intensificar el sabor a chocolate.  Remover hasta que esté bien ligado con la nata, retirar del fuego y dejar enfriar.
Una vez a temperatura ambiente meterla en la nevera un mínimo de 5 horas para que esté bien fría, aunque mejor de un día para otro.
Pasado el tiempo montar la crema con ayuda de unas varillas hasta conseguir la consistencia deseada. Conservar en la nevera hasta su uso.



A montar la Pavlova
Colocar la base de merengue sobre una bandeja, rellenar el centro con la crema de trufa y cubrir con una cantidad generosa de mezcla de frutos rojos: frambuesas, cerezas, moras y arándanos. Y ya está preparada para servir, así que a disfrutarla!!!





  Recuperando desafíos ... visita el blog DESAFÍO EN LA COCINA y podrás ver otras versiones de Pavlovas de la convocatoria del 2012.

4 Comentarios:

  1. Madre mía pedazo de receta , te quedo de lujo seguro que esta buenísima¡¡¡ un besote

    ResponderEliminar
  2. queda preciosa ¡¡¡ y seguro que esta de vicio ...besotes

    ResponderEliminar
  3. Tiene una presentación excelente, ¡vamos que dan ganas de comerla de un bocado! Muchas gracias por la receta. Besos

    ResponderEliminar
  4. Que cambio más bueno has hecho... esa trufa le pega mogollón al merengue. Una innovación en la paulova digna de hacer. Muy bien

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios. Vuelve cuando quieras, te esperamos.

 

Participamos en