BannerTopMov

Anuncios

BannerSuscripcion

Salmón marinado con remolacha (Gravlax)


El Gravlax es un tradicional aperitivo sueco que consiste en finas lonchas de salmón, previamente curado en una mezcla de sal, azúcar y eneldo, base a la que se pueden añadir otros ingredientes en la preparación del marinado, como en esta versión donde la remolacha es la protagonista. Lo acompañamos con unas finas tostadas caseras de pan de algas marinas para resaltar el sabor del salmón y una salsa de yogur, mostaza y limón.
Una receta inspirada en la cocina de Gordon Ramsay.


Ingredientes


Para el marinado
  • 1 lomo de salmón (de unos 750 g)
  • 300 g de remolacha
  • 170 g de sal
  • 50 g de azúcar
  • eneldo fresco
  • 1 cucharadita de semillas de cilantro
  • pimienta negra
  • 50 ml de vodka
  • ralladura de piel de lima y limón 




Para la salsa
  • 1 yogurt
  • 1 cucharadita de mostaza
  • eneldo
  • sal
  • pimienta
  • 1/2 limón (zumo y ralladura)

   

Preparación


La remolacha lo tiñe todo con su intenso color púrpura, así que si puedes utiliza unos guantes de látex para manipularla.
Preparar y pesar todos los ingredientes.
Limpiar el lomo de salmón de espinas.
Pelar y rallar la remolacha y disponerla en un bol. 
Picar el eneldo. Machacar ligeramente las semillas de cilantro.
Añadir a la remolacha el eneldo, la sal, el azúcar, la pimienta, las semillas de cilantro, el vodka, las ralladuras de los cítricos y mezclarlo todo bien hasta formar una pasta homogénea.


Colocar el salmón en un recipiente con la piel hacia abajo y cubrir la superficie con la pasta preparada. Cubrirlo con film plástico y poner un poco de peso encima (por ejemplo unos bricks de leche) y dejar reposar en nevera unas 24 horas como mínimo.


Pasado este tiempo retirar la pasta y lavarlo bien bajo el grifo con agua fría hasta que quede limpio del marinado. Secar bien en papel de cocina.
Con un cuchillo afilado (ideal tipo jamonero) ir cortándolo en finas lonchas.


En este punto está listo para el consumo o para congelarlo. En casa solemos envasarlo al vacío en bolsas de unos 150 gramos y congelarlo, y así disfrutarlo en su punto y por más tiempo.



La salsa
Rallar la piel del limón y exprimir el zumo.
Colocar todos los ingredientes en un bol pequeño y mezclar bien con un tenedor o unas varillas pequeñas.


Lo hemos servido sobre unas tostadas caseras de pan de algas (para ver la receta hacer clic aquí), para reforzar el aire marino del producto, acompañado de la salsa de yogur aromatizada.




4 Comentarios:

  1. Me encanta la ideaa de remolacha con salmon en el que sin lugar a duda debe ser una sensacion de sabores muy agradables para el paladar. Enhorabuena y buen fin de semana

    ResponderEliminar
  2. que pasada ¡¡¡¡ que bueno por favor , me encanta de verdad .... un besote

    ResponderEliminar
  3. Hola!! Te había perdido de vista, por alguna razón no había vuelto a ver tus publicaciones en la red, así que me ha alegrado mucho ver esta receta.
    Este es un plato de lujo; parece complicado, pero es bien fácil y el paso a paso muy bien hecho para guiarse en el proceso.
    Un abrazo y gusto en saludarte!!

    ResponderEliminar
  4. Expectacular, que forma de preparar salmo genial. .Me ha encantado tu post, felicidades por tu bloc, tienes cosas muy ricas y interesantes.Elracodeldetall.blogspot.com

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios. Vuelve cuando quieras, te esperamos.

 

Participamos en