BannerTopMov

Anuncios

BannerSuscripcion

Cheesecake con higos y frambuesas


Esta es nuestra versión de la New York cheesecake, icono de la repostería americana que tiene sus raíces en multitud de antiguos y tradicionales pasteles de queso europeos, evolucionados todos a partir de una primera elaboración de la antigua Grecia. O sea, que la cosa viene de lejos.
El queso cremoso de la mezcla es un suave mascarpone, y la base sustituye las habituales galletas por crackers salados. Va decorado con mermelada de frambuesas e higos confitados. No acostumbran a sobrar ni las migas.

Versión de la típica  New York cheesecake, con queso masacarpone y acabada con mermelada de frambuesa e higos confitados


Ingredientes

Para la base
  • 200 g de galletas crackers
  • 150 g de mantequilla 
  • 2 cucharadas de harina
  • 30 g de agua
  • 1 cucharadita de canela en polvo

Para la masa
  • 500 g de queso mascarpone
  • 100 ml de nata
  • 5 huevos
  • 30 g de harina de maíz
  • 250 g de azúcar
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
Para el acabado







Preparación

La base
Precalentar el horno a 180º.
Triturar bien los crackers y añadir el resto de ingredientes: la mantequilla derretida, la harina, la canela y el agua y mezclar bien, en el mismo procesador, hasta que quede homogénea.
Extenderla sobre la base del molde a utilizar, y presionar hasta conseguir una superficie lisa y de un grosor uniforme. 
Cocer en el horno a 180º durante 8 minutos. Reservar.



La masa
Precalentar el horno a 225º y colocar una bandeja con agua (unos dos centímetros de altura más o menos) para que se vaya calentando.
En un bol colocar el queso mascarpone, la nata líquida, el azúcar, la harina de maíz y la vainilla y batir bien hasta conseguir una crema homogénea.
Batir los huevos y añadirlos a la mezcla anterior. Remover bien hasta que se integren.
Verter la crema en el molde donde hemos preparado la base.
Colocar el molde en la bandeja con agua del horno para cocer la tarta al baño maría: una primera etapa a 225º durante 12 minutos, y una segunda bajando la temperatura a 180º hasta que la tarta quede con la superficie dorada, unos 50 minutos aproximadamente (sin perderla de vista al final para que no se queme).
Retirarlo del horno y dejarlo enfriar sobre una rejilla. Desmoldar y listo para decorar.



A montar la tarta
En esta ocasión el cheesecake va combinado con fruta roja e higos que van ideal con el queso. 
Cubrir la superficie de la tarta con una capa de mermelada de frambuesas y decorar con unos higos confitados cortados a cuartos.
Servir y disfrutar, que son dos días!


Versión de la típica  New York cheesecake, con queso masacarpone y acabada con mermelada de frambuesa e higos confitados


Si te gustan las tartas de queso estas dos te van a encantar (hacer clic en el nombre para ver las recetas)


0 Comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por vuestros comentarios. Vuelve cuando quieras, te esperamos.

 

Participamos en