BannerTopMov

Anuncios

BannerSuscripcion

Pasta de chiles rojos asados


El picante es uno de los sabores que más debate provoca, cada persona tiene su punto de "confort", hay quien no lo tolera, y quien si no llora es que no pica. Para nosotros estos chiles tienen un picante tolerable, y hay alguna técnica para reducirlo: la capsicina (responsable del picor) se concentra en las semillas y la parte carnosa del interior, y es mayor en la parte superior que en la punta, así que si se despepita y limpia, se reduce el efecto. A parte del punto picante, los chiles en general tiene buen sabor.
Ante una cosecha abundante hemos elaborado esta rápida y sencilla pasta a base de la pulpa asada de los chiles, ideal para poder incorporarla a otras salsas y platos y darles un toque alegre.


Ingredientes

  • 10 chiles rojos
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharada de vinagre de Jerez
  • aceite de oliva
 Si hacéis más cantidad de chiles, proporcionar el resto de ingredientes.


Preparación


Lavar los chiles.
Untarles toda la superficie con unas gotas de aceite oliva.  
Colocarlos en una fuente de horno junto a dos dientes de ajo sin pelar.
Encender el grill del horno y colocar la bandeja debajo. Ir dándoles la vuelta conforme se vayan asando. La piel tiene que quedar un poco quemada, 10 minutos serán más que suficiente. 


Retirar la bandeja del horno y tapar con aluminio para que no se sequen. Dejar enfriar.
Pelarlos con cuidado y retirar las pepitas, de manera que solo quede la pulpa. Las semillas concentran la mayor cantidad de capsicina (lo que de da el sabor picante), o sea que si os gustan las emociones fuertes podéis añadirle unas pocas.


Colocar en el vaso de la batidora la pulpa de los chiles, los ajos pelados, la sal y el vinagre y triturar hasta obtener una pasta fina y homogénea.
Como no es algo que utilicemos a diario la hemos colocado en unos pequeños tarros de vidrio,  esterilizados previamente, y una vez cerrados los hemos puesto en un cazo al fuego, cubiertos de agua, y los hemos hervido durante 30 minutos. Se dejan enfriar en el agua y listo, ya tenemos conserva de pasta de chiles asados para aderezar otros platos y salsas.


Otras propuestas con un toque "picante" y aderezos imprescindibles en la despensa:

 








5 Comentarios:

  1. "Un toque alegre" dices jajaja.
    El picante no es lo mío, pero en casa me harían la ola si les preparo algo así.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Además como lo has preparado cada uno utilizará la cantidad que desee. Muy buena tu explicación.
    Besos hoy desde
    http://siempreseraprimavera.blogspot.com.ar/2015/09/nutrigenomica-nutricion-tu-medida.html

    ResponderEliminar
  3. jajaja anda que si te pica un ojo mientras lo preparas jejeje
    Pero lo bueno es que a la hora de comerlo, se puede dosificar al gusto de cada uno :o)
    Besos
    Palmira

    ResponderEliminar
  4. Yo el picante no lo tolero nada de nada, pero esta pasta para alegrar un poco como tu dices creo que es perfecta. Lo de las pepitas ya lo había leído pero ni quitándolas jijiji. un besote guapa.

    ResponderEliminar
  5. Vaya salsa más buena te ha quedado para una carne asada, me ha gustado ver que te pones guantes pues una vez yo no me puse al manipular las pimientas y ni te cuento lo mal que lo pasé.
    Besos!

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios. Vuelve cuando quieras, te esperamos.

 

Participamos en