BannerTopMov

Anuncios

BannerSuscripcion

Mermelada de frambuesa y menta


En pequeños contenedores y macetas cultivamos en casa un pequeño huerto urbano en la terraza, y en verano el frambueso nos regala sus frutos y la menta luce todo su esplendor, así que ante la "superprodución" de este año hemos hecho varias tandas de esta refrescante, y un punto ácida, mermelada. De esta manera está presente todo el año en la despensa.
Además de untar las típicas tostadas de buen pan (el de la foto es de nueces y orejones), tiene otras muchas aplicaciones: se puede tomar con el yogur, como relleno de bizcochos y pasteles, cobertura de tartas, e incluso para acompañar algunos platos de carne. Espero que os guste!

Ingredientes

  • 1000 g de frambuesas
  • 700 g de azúcar
  • 1 limón
  • hojas de menta

Frambuesas y menta del maceto-huerto de la terraza de casa.

 

Preparación


Lavar las frambuesas, no desechar las que no estén maduras del todo, ya que estas aportan más pectina a la preparación. Pesar y preparar los ingredientes.
En un recipiente lo suficientemente grande poner las frambuesas y el azúcar.
Dejar macerar durante una hora como mínimo, aunque también se puede dejar toda la noche en la nevera.
Mientras se va cociendo la mermelada esterilizar los tarros donde la conservaremos y sus respectivas tapas. Puede hacerse en el horno: tenerlos durante 20 minutos aproximadamente a 120ºC, o  se pueden hervir en agua durante 10-15 minutos, pero luego hay que dejar que se sequen del todo.
Empezamos con la mermelada. Poner en una cazuela a fuego fuerte la fruta que teníamos macerando, cuando empiece a hervir bajar el fuego de manera que se mantenga el hervor pero que no salpique en exceso. Remover de vez en cuando, para controlar que no se nos pegue al fondo de la cazuela.
Durante el proceso se formará espuma en la superficie,  cuando ésta desaparezca es el momento de comprobar la consistencia de la mermelada, sabremos que está a punto cuando llegue a la temperatura de 104ºC. Si no tenemos termómetro está a punto cuando las burbujas que se forman son grandes y lentas, podemos oír el "blop, blop". 
Retirar del fuego, incorporar el zumo de limón y remover.
Picar las hojas de menta fresca en trocitos pequeños y mezclar bien con la mermelada.
Distribuir en los tarros que tenemos preparados, cerrar inmediatamente y colocarlos boca abajo. Para esterilizarlos, y que se conserven con garantías, colocarlos en una olla y cubrirlos de agua, llevarla a ebullición a fuego medio y mantener durante 30 minutos. Dejar enfriar en el mismo recipiente. 
Si te gustan los desayunos dulces puedes probar este surtido:

2 Comentarios:

  1. Veient la teva menta haig de dir que no tinc gaire mà amb les plantes... snif snif... què bonica la tens!!
    La melmelada és una pasada!!!
    petons

    ResponderEliminar
  2. Que buena pinta tiene mermelada, yo también cultivo en macetas aunque solo hierbas aromáticas, esto de las moras me esta dando muchas ideas. Besos!

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios. Vuelve cuando quieras, te esperamos.

 

Participamos en