BannerTopMov

Anuncios

BannerSuscripcion

Cuencos de pizza con ensalada de quinoa, lentejas du Puy y salmón


Con las huertas en su mejor época, y el calor que reclama platos frescos, las ensaladas son las reinas de la cocina, aunque en honor a la verdad en casa están presentes todo el año. Hoy, para #Ponunaensalada en tu verano 2015, traemos una muy divertida: una excelente mezcla de quinoa, lentejas, salmón y vegetales servida en unos cuencos de masa de pizza. Literalmente te comes hasta el plato!!! Y la vinagreta de lima y menta potencia el efecto refrescante del conjunto.
Un agradable descubrimiento han sido las lentejas du Puy, que los franceses denominan caviar vegetal, de sabor fino, algo dulzón, no harinosa y que se mantiene entera después de la cocción.
Aprovecho para presumir del maceto huerto que ha aportado la espléndida lechuga y las hierbas aromáticas.
Esperamos que os gusten la ensalada y los cuencos.


Ingredientes

Para las "ensaladeras"
  • 350 g de masa de pizza
Para la ensalada
  • 60 g de quinoa
  • 50 g de lentejas du Puy
  • 1 lechuga lollo rosso
  • 1 cebolla roja
  • 3 pepinillos en vinagre
  • rabanitos
  • zanahorias
  • tomates cherry
  • pepino
  • 1 chile rojo (jalapeño)
  • 100 g de salmón marinado
  • cebollino fresco
La vinagreta
  • aceite de oliva virgen extra
  • zumo y ralladura de lima
  • menta fresca
  • mostaza

Para 2 raciones aprox.

Preparación


Las "ensaladeras"

Precalentar el horno a 220º.
Para dar forma a los cuencos necesitaremos unos "moldes" que puedan ir al horno, aquí hemos utilizado unos boles de cerámica.
La masa de pizza podemos elaborarla en casa (receta aquí) o bien utilizar alguna base de masa fresca de las que se encuentran en la zona refrigerada del supermercado.
Cortar 4 círculos de papel de horno de diámetro suficiente para cubrir con holgura el bol.
Estirar la masa hasta tener una capa fina y cortar dos piezas del mismo tamaño que los círculos de papel.
Pinchar con un tenedor la masa, ayuda a que no se hinche durante la cocción.
Cubrir el molde con papel de horno y colocar encima el círculo de masa, cubrir con otro papel de horno e ir ajustando la masa al molde. Cubrir con un segundo bol.
Introducir en el horno a 220º durante unos 15 minutos en total aproximadamente. A media cocción, cuando los bordes empiecen a dorar, retirar con cuidado (y protección para no quemarse) el bol superior y el primer papel de horno. Continuar la cocción hasta que la masa esté lista.
Sacar del horno y retirar el molde y el papel restantes. Poner a enfriar en una rejilla y reservar.



La vinagreta 

Colocar en un bol una cucharada de mostaza, una cucharadita de ralladura de piel de lima, una cucharada de hojas de menta fresca picadas, el zumo de la lima y tres o cuatro cucharadas de aceite de oliva. Emulsionar bien la mezcla, probar y rectificar de algún ingrediente si fuera necesario. Reservar.



La ensalada

Poner las lentejas en una cazuela al fuego con agua abundante, una pizca de sal y un trozo de cebolla. Cocerlas durante 25  minutos aproximadamente, tienen que quedar enteras y un poco firmes. Retirar del fuego, escurrir y enfriar con agua, reservar.
Cocer la quinoa siguiendo las instrucciones del proveedor. Extender sobre un plato para que enfríe y reservar.

Limpiar y cortar las verduras: zanahoria en bastones, pepino y rabanitos en rodajas, cebolla mitad picado fino y mitad rodajas, tomates cherrys por la mitad, chile y pepinillos picado fino. 
Cortar el salmón en dados.


Colocar en un bol la quinoa y las lentejas y remover un poco. Añadir los pepinillos, el chile y la cebolla y mezclar. Aderezar con la vinagreta, dos o tres cucharadas (al gusto), e integrar bien con los ingredientes.



La presentación

Colocar tres o cuatro hojas de lechuga enteras en un lateral del cuenco de pizza. Añadir cuatro o cinco cuharadas de la mezcla de quinoa y lentejas. Repartir por encima la zanahoria, la cebolla, los tomates, el pepino, los rabanitos, alguna rodajita de chile y el salmón. Espolvorear con un poco de cebollino picado.


Servir el resto de la vinagreta en salsera por si se quiere añadir más. Lo ideal es ir degustando la ensalada junto a trozos de la crujiente ensaladera. Lo dicho al principio, te comes el plato.


Si os gustan las ensaladas os podemos sugerir éstas para que las probéis:

6 Comentarios:

  1. Me ha encantado la ensalada y con lechuguita casera mucho más rica... las mías están un poco mustias de tanto calor como hace. Espero que no se echen a perder. La ensalada no podía ser más completa y rica te quedó fabulosa con esa presentación. Un beso!!

    Recetas de una gatita enamorada

    ResponderEliminar
  2. muy chula, yo también tengo publicada hace tiempo una ensalada servida en un cuenco, pero el mio lo hice con hojaldre

    ResponderEliminar
  3. Una manera chulísima de presentar las ensaladas veraniegas, y además con esta masa y las lentejas un plato que lleva mucha proteína vegetal, cosa que se agradece cuando uno es vegetariano :o)
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
  4. menuda maravilla, Pilar!! y ese paso a paso ideal!! es un lujo poder prepararnos la ensalada con la producción de nuestra huerta ;) a ver si el año que viene hago mi macetohuerto que este no hubo manera de centrarme y armarlo... tengo lentejas du Puy por ahí, tendré que prepararlas por fin.
    un beso grande y mil gracias por unirte al reto ensaladero!
    feliz sábado, guapísima!!

    ResponderEliminar
  5. Aquí no se desaprovecha nada. Hasta el cuenco nos podemos comer!! Qué bien menos para fregar jijiji.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Tengo en el blog unos cestitos hechos con queso rallado que irían genial para esta ensalada pero sin salmón...
    Se me ha ocurrido mientras te leía...
    Pero así como está es divina, divina. Eres la primera de las blogueras que sigo que veo que ha utilizado las lentejas del Puy. ¡Me encantan!
    Besos.

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios. Vuelve cuando quieras, te esperamos.

 

Participamos en