BannerTopMov

Anuncios

BannerSuscripcion

Mermelada de melocotones al vino


Antes de que niños y niñas quedarán protegidos de los más que nefastos efectos del alcohol, era  creencia generalizada que un "poquito" de vino podía ser bueno para la salud, y con esta base bienintencionada, nos abrían el apetito con quina (vino dulce), merendábamos pan con vino y azúcar, y de vez en cuando de postre aparecían unos melocotones con vino o la más sofisticadas macedonias con un "poco" de cava. Después de todo, tampoco hemos salido tan mal!
Esta mermelada de hoy es fruto de aquellos recuerdos de infancia, si bien y para tranquilidad de todos, aquí el alcohol del vino se evapora en la cocción y solo queda su aroma y sabor.

Ingredientes

  • 1200 g de melocotones de viña (pelados y cortados)
  • 600 g de azúcar
  • 300 ml de vino tinto
  • el zumo de un limón 
  • piel de naranja y limón
  • 1 trozo de canela en rama
  • 1/2 cucharadita de agar-agar

Preparación


Pelar los melocotones y retirar los huesos. Cortarlos en trocitos pequeños según la textura que os guste en la mermelada al final: desde trozos grandes hasta triturados.
Con un pelador fino retirar la piel de una naranja y un limón.


En un bol grande colocar los melocotones cortados, la piel de la naranja y el limón, el azúcar y el vino tinto. Mezclar bien todos los ingredientes.
Tapar el bol con film plástico y dejar macerar en la nevera de un día para otro.


Colocar una cazuela a fuego medio-alto y verter el contenido del bol. Añadir una ramita de canela y cocer la mezcla. Cuando empiece a hervir bajar un poco el fuego, mantener el hervor sin que salpique en exceso. Remover de vez en cuando para evitar que se pegue al fondo.

Mientras se va cociendo la mermelada esterilizar los tarros y tapas donde la conservaremos. Método 1: introducirlos en el horno durante 20 minutos aproximadamente a 120ºC. Método 2: hervirlos en agua durante 10-15 minutos, sacarlos y dejar que se sequen del todo.

Durante el proceso se formará espuma en la superficie, cuando desaparezca comprobar la consistencia de la mermelada, estará a punto cuando alcance la temperatura de 104ºC. Si no tenemos termómetro sabremos que está lista cuando las burbujas que se forman son grandes y lentas. Dos o tres minutos antes de retirarla añadir el agar-agar, remover bien para que no forme grumos. Nos ayudará a mejorar la consistencia de la mermelada, contrarrestando el líquido adicional que supone el vino en la mezcla base de fruta y azúcar.


Retirar del fuego e incorporar el zumo de limón, remover bien para integrarlo.

Distribuir en los tarros que tenemos preparados, cerrar inmediatamente y colocarlos boca abajo. Para que se conserven con garantías hay que esterilizarlos. Colocarlos en una olla y cubrirlos de agua, llevarla a ebullición a fuego medio y mantener durante 30 minutos. Dejar enfriar en el mismo recipiente.


Etiquetar y ... consumir, guardar, regalar, ... lo que os apetezca.



El Recetario Mañoso Verano "Vino Somontano D.O"



9 Comentarios:

  1. La de cucharadas de quina que he tomado de pequeño y oye que ni bebo ni fumo y no me he quedado mal, jaja, me encanta tu mermelada, con todo el sabor y aroma del somontano ;)
    Abrazos.
    http://mirecetario.es

    ResponderEliminar
  2. jajaja cuando recuerdo que de peques en verano todos tomábamos cerveza... Imagínate hoy si los hiciéramos, nos quitan los peques jejeje
    Deliciosa esta mermelada, en casa cada verano no puede faltar aunque la preparamos con pectina y no con agar :o)
    Petons
    Palmira

    ResponderEliminar
  3. Me encanta como te ha quedado!! seguro que buenisima!! Bs.

    ResponderEliminar
  4. Qué buena Pilar, yo merendaba "sopeta" cuando era niña. Así llamamos al pan con vino y azúcar en mi pueblo y buenos colores que tenía jajajaj. Me encanta esa mermelada, yo la hago pero me gusta con el melocotón en trocitos como lo has hecho tu. Probaré :)
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Bonitos recuerdos de infancia y sabores que perduran, gracias por traérnoslo a nuestra memoria.
    Un gran abrazo.
    Blanca de JUEGO DE SABORES

    ResponderEliminar
  6. Yo me la apunto, que también soy de la generación de la quina para abrir el apetito y aquí estoy que muchos vicios no tengo y sí un gran amor por la cocina y los alimentos ricos, ricos como sé que estará tu mermelada. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Y yo lo llamaba remojón de vino y que conste de una vez al año mu como una rodajica y me sabe a gloria.
    Tu mermelada estupenda, gracias por ttraerla al Mañoso, bssssss.

    ResponderEliminar
  8. No conocia la quina, me ha gustado leer tu introdución a la receta. y la mermelada por supuesto un lujoo¡¡¡quien pudiese coger ahora mismo esa tostadita bien untada¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios. Vuelve cuando quieras, te esperamos.

 

Participamos en