BannerTopMov

Anuncios

BannerSuscripcion

Helado de Málaga


Helado para el fin de semana o para cuando se tercie, en esos momentos en que solo toleramos algo suave y fresquito. 
Sabor clásico, aunque cada vez cuesta más encontrarlo en los expositores de las heladerías, es uno de los preferidos de mi pinche. Elaborado a partir de uvas pasas y vino dulce de la variedad Málaga, que le confieren su dulzor y sabor característico.
Recordad que al no ir cocinado el alcohol del vino no se evapora, así que a los niños mejor darles helado de otro sabor.


Ingredientes

  • 400 ml de nata líquida
  • 300 ml de leche
  • 100 gr de azúcar
  • 50 gr de azúcar invertido
  • 6 yemas de huevo
  • 100 gr de pasas
  • 1 vaso de vino de Málaga


Preparación


Enjuagar las pasas, colocarlas en un bol pequeño y añadir el vino de Málaga. Dejar en maceración un mínimo de treinta minutos. Escurrirlas y reservar, guardar también el vino de la maceración.

Colocar un cazo a fuego medio y calentar la nata sin que llegue a hervir.


En un bol batir las yemas con el azúcar normal y el azúcar invertido, hasta obtener una mezcla esponjosa. Verter poco a poco la leche fría, mezclando a baja velocidad, con cuidado de que la crema no pierda volumen. 
Incorporar lentamente la nata caliente removiendo continuamente la mezcla.

Colocar, sobre una cazuela con agua al fuego, un bol y verter en él la crema. Cocer al baño maría unos dos minutos aproximadamente sin dejar de remover. Si podéis, controlar la temperatura de la crema, que no debe pasar de 85º  (en ningún caso tiene que llegar a hervir, se corre el riesgo que se corte la crema. Sabremos que está lista introduciendo una cuchara de madera en la crema, sacándola y trazando un camino con el dedo, si éste se mantiene y no se desdibuja, tiene la consistencia deseada.
Retirar del baño maría y dejar enfriar. Incorporar unas tres cucharadas soperas del vino  reservado de la maceración, mezclar y colocar la crema en la nevera para que enfríe completamente. (Yo la suelo dejar toda la noche).


Verter la crema en la heladera y proceder según las instrucciones de la máquina, hasta obtener una textura de crema helada. Cinco minutos antes del final añadir las pasas maceradas (reservar unas pocas para la decoración final). Colocar en recipientes adecuados y conservar en el congelador hasta su consumo.


Sin heladera, el proceso es un poco más largo y entretenido pero igualmente efectivo: poner la crema una vez fría directamente en el congelador, pasadas 2-3 horas sacarla y triturar el semicongelado en la batidora para romper los cristales que se vayan formando. Volver a introducir la crema en el congelador. Repetir el proceso 3 veces. Conservar en el congelador hasta su consumo.
A la hora de servirlo formar bolas y decorar con unas cuantas pasas maceradas por encima. No hay que decir que está delicioso.



10 Comentarios:

  1. Desde luego debe estar para chuparse los dedos , con ese vinitooo...!!! Bs.
    Julia.

    ResponderEliminar
  2. Me encantan los helados, pero necesito que haga mas calor para motivarme!!! Este tiene una pinta deliciosa. Besos!

    ResponderEliminar
  3. Mestan entrant ganes de comprarme una geladora amb aquestes receptes quina tens??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sussi, com que no vaig poder aconseguir la del Lidl vaig comprar-me una Krups, però gairabé totes les que venen funcionen igual i donen bons resultats. Petons

      Eliminar
  4. Que helado casero mas bueno Pilar¡¡
    Buen verano
    Peto

    ResponderEliminar
  5. Uyy,uyyy esto si que es un helado rico!! con Málaga!!!!
    ¡Tentador!!!!

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Bueno bueno...una auténtica delicia que probaré en cuanto tenga oportunidad. Adoro los helados caseros y éste me parece una delicatessen total, magnífico!!!

    ResponderEliminar
  7. Recuerdo este helado como uno de los mejores, hace muchos años que no lo tomo. Delicioso.

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios. Vuelve cuando quieras, te esperamos.

 

Participamos en