BannerTopMov

Anuncios

BannerSuscripcion

Gnocchi de calabaza con salsas al gusto


Plato de origen italiano felizmente internacionalizado como el resto de las pastas más tradicionales. Originalmente de patata y harina, se pueden enriquecer con otro tipo de ingredientes, como estos que os presentamos que incorporan calabaza. Parte del éxito del plato es la salsa de acompañamiento que adereza la pasta, y os dejamos dos propuestas, una de salsa de tomate y salvia y otra de huevo frito y trufa. Como los gnoccis dan un poco de trabajo lo mejor es preparar una buena cantidad y congelar el excedente.



Ingredientes

Para los gnocchi
  • 900 gr de calabaza (pelada y sin pepitas)
  • 500 gr de patata
  • 500 gr de harina
  • 1 huevo
  • 100 gr de queso parmesano rallado
  • nuez moscada
Con estas cantidades salen muchos (aprox. 2 kilos), pero se pueden congelar sin problemas y estarán disponibles para más ocasiones.

Para la salsa de tomate y salvia
  • tomate frito
  • hojas de salvia fresca
  • parmesano
  • AOVE
Para la salsa de huevo y trufa
  • 1 huevo
  • parmesano
  • trufa
  • AOVE

Preparación

Los gnocchi

Lavar bien las patatas, ponerlas, enteras y con piel (para que no absorban agua), en una cazuela cubiertas de agua. Llevarlas a ebullición, bajar a fuego suave y cocer durante 30-40 minutos. Retirar, dejar enfriar ligeramente y pelar. Reservar.

Cortar la calabaza, quitarle las pepitas y asarla al horno a 180º, previamente preclaentado, durante unos 30 minutos. Sacar del horno, dejar enfriar un poco y retirar la pulpa.

Pasar la calabaza y la patata por un pasapuré y remover hasta obtener una mezcla homogénea.



Añadir la harina, un huevo entero, el queso parmesano rallado y la nuez moscada. Amasar bien con la ayuda de una espátula hasta integrar todos los ingredientes.



Esparcir abundante harina en la superficie de trabajo y formar los gnocchi. Nos hemos ayudado de una manga pastelera para formar unos "churros" de un dedo de grosor aproximadamente. Enharinarlos ligeramente para que cojan un poco de consistencia y no se nos peguen. Para darles forma y dibujo, los hemos hecho rodar sobre una esterilla de silicona de las que se usan para hacer sushi, pero a falta del "utensilio" se pueden hacer lisos, están igual de buenos.



Con la ayuda de una tijera cortar en pequeñas porciones y colocarlos en una bandeja, separados entre si para que no se peguen. Nosostros aprovechamos las bandejas para ponerlas en el congelador y congelar los que no íbamos a utilizar. Una vez congelados se pueden guardar en una caja o en bolsas.



Colocar en el fuego una olla con agua, añadir un poco de sal y un chorrito de aceite, y llevarla a ebullición. Cocer los gnoccis por tandas, si se echan muchos a la vez baja la temperatura del agua y no se hacen bien. El tiempo de coción lo marcan ellos mismos: cuando empiezen a flotar en la superficie retirarlos, (aproximadamente pueden tardar unos tres minutos).



Aderezarlos con salsa al gusto y servirlos calientes. Os damos un par de propuestas.

La salsa de tomate y salvia

Lavar y secar las hojas de salvia.

Cortarlas en trozos no muy pequeños y rehogarlas en una sartén al fuego con un poco de aceite de oliva. Añadir un par de cucharadas de salsa de tomate, mezclar y cuando esté caliente retirar. Verter encima los gnocchi y remover para que integren la salsa. Espolvorear con el parmesano rallado y decorar con un par de hojas de salvia.



La salsa de huevo y trufa

Freír un huevo en aceite de oliva. Colocarlo en el plato y trocearlo. Verter encima los gnocchi y mezclar con el huevo. Espolvorear con el parmesano y rallar por encima un poco de trufa (en su defecto lo podemos aromatizar con un poco de aceite de trufa).




8 Comentarios:

  1. Jolín, Pilar, menudas delicatessen nos traes. Llevo siglos (literalmente) queriendo preparar gnocchi y al final nunca me decido. Me lo voy a apuntar y repetirlo como un mantra. Al final caerán, ya verás ;)
    Me encanta.

    ResponderEliminar
  2. Si que és veritat que els gnocchi són elaborats, i val la pena fer-ne uns quants de més per tenir-ne!
    Només et diré una cosa, m'ha encantat el pas a pas, molt ilustratiu, i la primera foto em sembla fantàstica!

    Petons!

    ResponderEliminar
  3. Genial! muchas gracias por ese paso a paso!, besotes.

    ResponderEliminar
  4. Lo primero que me ha llamado la atención a sido ver que son de calabaza. Luego me ha gustado mucho el paso a paso, pues se ve muy bien la forma de hacerlos. Con las salsa no sabría por cual decantarme, así que he anotado la receta al completo.
    Besinos

    ResponderEliminar
  5. Oh! Que buenos que tienen que estar estos gnocchi! Tienen un aspecto fabuloso, me encanta!!

    Besos!

    ResponderEliminar
  6. No sabria quina proposta triar! Em quedo amb les dos! jejej Que bo! petons

    ResponderEliminar
  7. la calabaza es muy versatil y muy buena y en esta combinacion esta sublime¡¡
    Peto

    ResponderEliminar
  8. Jo, pues yo no sabria decidirme por una salsa u otra, creo que tienen que estar riquisimas las dos como acompañamiento a estos gnocchis. Menuda currada de plato, si señora y seguro que estan para chuparse los dedos, menos mal que por lo menos puedes guardar unos cuantos y asi la siguiente vez no te das la paliza, jeje.
    Me ha gustado mucho y el paso a paso fantastico!!!!!
    Besotes guapisima

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios. Vuelve cuando quieras, te esperamos.

 

Participamos en