BannerTopMov

Anuncios

BannerSuscripcion

Bizcocho de calabaza by Amalia


Este bizcocho de hoy es un guiño cariñoso a Amalia de Cuadernos de cocina, y la oportunidad para preparar una merienda por todo lo alto.
El molde que hemos utilizado lo fabricó mi padre hace muchos años, no es un "Bund" pero tiene un agujero central y hornea con las mismas propiedades. Del resultado no os voy a contar las maravillas, probadlo, pero sabed que corréis el peligro de convertiros en adict@s.



Ingredientes

  • 5 huevos
  • 300 gr de azúcar
  • 100 ml de zumo de naranja
  • ralladura de piel de naranja
  • 150 ml de aceite de girasol
  • 80 gr de yogurt
  • 300 gr de puré de calabaza
  • 300 gr de harina
  • 2 sobres dobles de gasificante
  • 1 c/c de levadura de repostería
  • nuez moscada
  • clavo
  • canela

Preparación


El puré de calabaza
Precalentar el horno a 180º.
Partir  la calabaza por la mitad, y colocarla en una bandeja para asarla. Cuando el horno este caliente, asar la calabaza durante 20 o 30 minutos, hasta que esté blandita. Una vez cocida, sacar del horno y retirar toda la pulpa con ayuda de una de una cuchara. Separar la cantidad necesaria y triturar con la batidora hasta obtener un puré.

El bizcocho 
Preparar el molde engrasando el interior con un poco de mantequilla. El que hemos utilizado es una reliquia antigua, así que previamente he revestido el interior con papel de horno.

Precalentar el horno a 190º.

Preparar los ingredientes para tenerlos a punto cuando sean necesarios.
Rallar la piel de la naranja y exprimirla para obtener el zumo. Reservar.
Añadir a la harina los sobres de gasificante y la levadura, tamizar y reservar.
Separar las yemas de las claras.


Batir con varillas las yemas junto al azúcar hasta obtener una mezcla blanquecina. Incorporar el yogurt y el aceite de girasol y seguir mezclando poco a poco hasta que se vayan integrando. Añadir la ralladura y el zumo de la naranja, el puré de calabaza y las especias, mezclar bien.

Incorporar poco a poco la harina tamizada y remover hasta que se integre bien. Batir las claras  a punto de nieve y agregarlas con movimientos envolventes para evitar que la masa pierda el aire y nos quede una masa esponjosa.

Rellenar el molde y hornearlo durante unos 40 minutos aproximadamente. Ir controlando la cocción, y si sube bien a mitad de tiempo podemos bajar la temperatura a 180º. La mejor manera se saber cuando está listo es pincharlo con una brocheta o palito, está cocido cuando sale seco.
Retirar del horno, dejar enfriar un poco y después desmoldarlo.

Con las cantidades de la receta ha sobrado masa una vez rellenado el molde, así que con la sobrante hemos hecho un par más de tamaño reducido. Ya sabéis, en las buenas cocinas no se tira nada.

18 Comentarios:

  1. Qué mañoso tu padre con el molde! Era un visionario y ya sabía que se podrían de moda los bundt cakes! jeej! El bizcocho te ha quedado fantástico! Me encanta el uso de las verduras para tartas y bizcochos! Dan una textura increíble!

    ResponderEliminar
  2. Qué bueno, tiene una pinta que está diciendo cómeme...

    ResponderEliminar
  3. ¡Me encanta! Yo lo he hecho esta semana y es una delicia. Me gusta sobre todo por su jugosidad, lo humedito que es... Ah y por cierto, menudo tesoro el molde que realizó tu padre. Un besazo guapa

    ResponderEliminar
  4. Que manos tu papi, que molde para guardar como oro en paño! El bizcoho desde luego se ve genial, esponjosito como a mi me gustan y es que Amalia publica autenticas maravillas!
    Besotes

    ResponderEliminar
  5. Me encanta la esponjosidad que le aporta la calabaza a los bizcochos. Y ese se ve impresionante! Me lo apunto para la próxima. Besos!

    ResponderEliminar
  6. Fabuloso bizcocho!!! Tiene un aspecto de lo más tentador, me encantan los bizcochos con calabaza por lo jugosos que quedan y además con la naranja debe estar delicioso.
    Por cierto vaya manos las de tu padre, el molde se ve estupendo.

    Besos,

    ResponderEliminar
  7. Me encantan los bizcochos y este tiene una pinta espectacular =)
    Un besote!

    ResponderEliminar
  8. Se ve húmedo y riquísimo !! !Perdón no se que es sobres dobles de gasificante , vivo en EE.UU. , y no creo que pueda encontrarlos , se puede reemplazar por otro ingrediente ??? Gracias !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El efecto que persiguen los sobres gasificantes es producir durante la cocción burbujas de gas que hagan subir la masa y la dejen esponjosa. Puede sustituirse por bicarbonato sódico (2 cucharaditas de café serán suficientes).

      Eliminar
  9. Los sobres de gasificante , acaso será BICARBONATO ???

    ResponderEliminar
  10. la carbassa segur que li dona un toc molt especial!!!! gràcies per participar guapa. petonets

    ResponderEliminar
  11. qué cosa más rica! y lo más impresionante es que hasta el molde es casero! Uooo!

    Besitos!

    ResponderEliminar
  12. Té una pinta tremenda! A mi m'agrada molt la carbassa així u¡que provaré aquesta teva recepta! Jo és el pimer cop que participo a Memòries d'una cuinera i he preparat una coca de llimona amb llavors de rossella, si la vols veure em frà molta il.lusió, em trobes aquí

    http://lesreceptesquemagraden.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  13. Una versió boníssima! Haig de provar de fer-lo de carabassa i seguint la teva recepta... es veu molt esponjós i gustós.
    Marta

    ResponderEliminar
  14. Quin pare més manetes que tens!
    La carbassa en receptes dolces m'agrada molt i aquesta teva es veu molt esponjosa i fa molt bona pinta.
    Moltíssimes gràcies per participar.

    ResponderEliminar
  15. Lo voy a hacer para mi nieta queria saber que el gacificante

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El efecto que persiguen los sobres gasificantes es producir durante la cocción burbujas de gas que hagan subir la masa y la dejen esponjosa. También se conocen como gaseosas o gaseosillas. Puede sustituirse por bicarbonato sódico (2 cucharaditas de café serán suficientes).

      Eliminar

Gracias por vuestros comentarios. Vuelve cuando quieras, te esperamos.

 

Participamos en