BannerTopMov

Anuncios

BannerSuscripcion

Guisantes rehogados


Entre las muchas cosas que se anuncian con la llegada de la primavera, los guisantes del Maresme lo hacen para alegrarnos la vida. Como otras muchas verduras, hay personas a las que los guisantes o no les dicen nada, o directamente no les gustan. Y eso es porque no han probado éstos, los que venden congelados no merecen llamarse guisantes, son "bolitas verdes", aunque se acepta que puedan apañar una emergencia. Mi pinche aún recuerda cuando de pequeño, al volver su madre del mercado, le pedía que le ayudara a desgranar las vainas y "su plato" no pasaba por la cazuela porque se los comía crudos.
La mejor manera de cocinarlos es sin duda "ofegats" (rehogados). Esta variedad del Maresme contiene mucha agua, y al cocerlos tapados en una cazuela y con el fuego al mínimo, se van haciendo en su propio jugo.
Esta receta parte de las clásicas que se preparan en Llavaneres, Caldes y su entorno, y la hemos acabado de "tunear" a nuestro gusto.

Versió original en català: pèsols ofegats

 

Ingredientes

Para 2 - 3 personas
  • 500 gr de guisantes frescos (del Maresme lo ideal)
  • 2 cebolletas tiernas (medianas)
  • 2 ajos tiernos (grandes)
  • 1 alcachofa
  • 100 gr de daditos de jamón (ibérico mejor)
  • 120 gr de butifarra negra
  • 120 gr de butifarra del perol (en su defecto blanca)
  • menta fresca
  • anís estrellado (1 pieza)
  • un chorrito de anís dulce
  • sal
  • aceite de oliva extra virgen


 

Preparación

En una cazuela, no muy grande para que los guisantes estén juntos, poner un chorro de aceite de oliva extra virgen y añadir los daditos de jamón. Cuando cojan color retirar y reservar. Este ingrediente se puede sustituir por tocino ibérico por ejemplo. Repetir el proceso con las butifarras, freír un poco, retirar y reservar.

En el mismo aceite sofreír las cebollas y los ajos tiernos, previamente cortadas las verduras en trozos pequeños. Cuando se han ablandado un poco, añadir la alcachofa, que hemos pelado y cortado en ocho pedazos. Dejar cocer hasta que cojan un poco de color.

Añadir los guisantes y los taquitos de jamón y mezclar. Rectificar de sal (ojo! que el embutido ya lleva). Disponer la menta y el anís estrellado por encima, y a continuación las butifarras. Añadir el chorrito de anís dulce (con moderación). En principio no hay que añadir agua, la llevan los guisantes, pero si os gustan más caldositos, se puede añadir un poco. Tapar la cazuela y cocer a fuego mínimo durante aproximadamente treinta minutos. Se remueven, muy poco, sacudiendo la cazuela. Y cuando estén cocidos, al plato!

9 Comentarios:

  1. Me encanta …Delicioso y bien hecho…abrazos y abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Tienes toda la razón, pero es que en el Maresme tenéis muy buenas hortalizas, eso también hay que decirlo.
    El plato es una delicia.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Hola! aunque los guisantes no son lo mío, tienen buena pinta ^^ Acabo de dejarte un regalo en mi blog ^^
    http://deliriandoenlacocina.blogspot.com.es/2013/03/mi-1-premio.html

    ResponderEliminar
  4. Me encantan los guisantes pero pocas veces los como frescos, casi siempre congelados. Saludos.

    ResponderEliminar
  5. me encantan los guisantes del Maresme son tremendos,has bordado un plato muy tipico que te ha quedado muy rico
    peto

    ResponderEliminar
  6. A mí me gustan mucho los guisantes, los del Maresme no los he probado, ni tampoco preparados de esa forma, pero desde luego, la pinta del plato es buenísima. Un plato muy completo
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  7. Detrás del color... se adivina el sabor ... y el olor! Genial, un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Que colorido mas bonito, me encantan algunas recetas de este sitio, ya me he hecho seguidor, te espero en
    http://lacocinaylosanimales.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  9. Todas las recetas con guisantes o arvejas son deliciosas.

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios. Vuelve cuando quieras, te esperamos.

 

Participamos en