BannerTopMov

Anuncios

BannerSuscripcion

Masa quebrada



Esta masa se puede utilizar para tartas saladas (quiche), empanadas, tartas dulces o galletas. 
En cualquier caso, nunca le pongo azúcar. Si lo llevara, solo podria utilizar los restos para hacer galletas o qualquier otro tipo de elaboración dulce; por el contrario si no lleva, puedo hacer además unas empanadillas de atún, por ejemplo.



Ingredientes:
  • 350 gr de harina
  • 200 gr de mantequilla
  • 1 pizca de sal
  • 6 c/s de agua helada (un vaso con cubitos de hielo)
  • 1 c/s de azúcar (solo para elaboraciones dulces)
Preparación:
Pesar y preparar todos los ingredientes, cortar la mantequilla fria de la nevera en taquitos de 1 cm más o menos, tener a punto un vaso con agua y un cubito de hielo.
Tamizar la harina con la sal en el bol, incorporar los taquitos de mantequilla y mezclar, frotando entre las manos) hasta que obtengamos una textura arenosa, pueden quedar bolitas del tamaño de una lenteja más o menos, es igual si no queda homogénea, entonces paramos de mezclar y añadimos el agua, de cucharada en cucharada, no incorporamos una nueva hasta que se mezcla totalmente la anterior.
La masa resultante tiene una textura basta y no muy manejable, pero es mejor no amasar más ya que al llevar mantequilla, si amasamos demasiado, esta se calienta y será difícil estirarla sin que se pegue a todas partes. Haremos una bola, la taparemos con film transparente y dejaremos que se enfrie en la nevera, como mínimo 20-30 minutos, antes de estirarla.
Este tipo de masa si pasa más de una hora en la nevera se endurecerá, pero no hay problema la dejamos a temperatura ambiente para que se atempere y se ablande lo suficiente para poder estirarla.
Para estirarla el mejor método es ponerla entre dos hoja de papel film y aplanarla con el rodillo, de este modo  impedimos que se nos pegue a este.
Una vez estirada, forrar el molde escogido con la masa y recortar el sobrante en los bordes.


La masa una vez puesta en el molde se puede cocer al mismo tiempo que el relleno, por ejemplo una tarta de manzana,  o "en blanco", es decir sin relleno, y despues rellenarla con lo que queramos.
Para cocerla "en blanco", pinchar la base de la masa con un tenedor para evitar burbujas durante la coción. Cubrirla con papel de plata, colocar una capa de garbanzos encima (para que con su peso no se levante la masa durante la cocción), y finalmente cocer en el horno precalentado durante unos 20 minutos a 180º. Si queremos que tenga un tono tostado, quitar el peso y el papel de aluminio y cocer durante 5 minutos más.

Sacar del horno, retirar el papel y el peso, (si no lo hemos hecho antes) y ya estará lista para utilizarla con el relleno deseado. Si el relleno no necesita cocción, mejor dejar enfriar la base antes de utilizarla.

Conservación:
Se conserva bien durante unos dias en la nevera cubierta con papel film.
Se puede congelar, en una bola, o bien estirada y enrollada junto a film transparente, para que no se pegue entre si.
Para utilizarla se descongela en la nevera ( si es el caso) y se atempera fuera.

Con estos ingredientes podemos hacer seis tartaletas de 12 cm de diámetro, o una grande.
Si lo que queremos es hacer tartas cubiertas de masa quebrada hay que calcular el doble.

Variaciones
Si el producto final es dulce, tarta de manzana, galletas..., podemos agregar a la harina junto con la sal, el azúcar.

0 Comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por vuestros comentarios. Vuelve cuando quieras, te esperamos.

 

Participamos en