BannerTopMov

Anuncios

BannerSuscripcion

Lubina salvaje rellena de setas y gambas

Gracias a la piscicultura, especies como la lubina y la dorada, entre otras, están al alcance de muchas personas, que así podemos acceder a una dieta más rica y variada. Su tamaño, normalmente de "ración", y su sabor las hacen una buena opción para llevar a nuestras mesas. Pero, siempre hay un pero, no resisten la comparación con un buen ejemplar salvaje, de los pescados directamente en el mar, cuya carne es más firme y sabrosa. Son ejemplares de mayor tamaño, y también de mayor precio, pero ¿no nos merecemos un buen capricho de vez en cuando? Para hacer la fiesta redonda la hemos cocinado con un relleno de setas y gambas ... y a disfrutar que son dos días.


Champiñones rellenos de chistorra y foie

Conseguir champiñones de un cierto tamaño para que queden unas buenas piezas rellenas no siempre es fácil, así que cuando los tenemos hay que ponerse. Para elegir el relleno seguimos dos métodos: la memoria culinaria, osea lo que hemos visto y/o comido por ahí, y lo que hay en la nevera, que acaba marcando el resultado final. Recordaba haber visto una propuesta de champis y chistorra en el blog Eneko Sukaldari, así que aprovechamos unos restos de tan popular embutido y otros de foie para completar.
Tenemos así un plato sencillo y rápido de preparar, y muy resultón, como aperitivo para picar, como ración en tapeo, como plato principal, para una cenita especial. Y ya sabéis, se pueden rellenar de lo que más os guste y a disfrutar.

Primorski Uskrsne Bebe

Primorski Uskrsne Bebe (Muñecas de pan de pascua) 
La propuesta de Bake the world de marzo tiene aromas de pascua y nos llega desde Croacia. Son dulces comunes en muchas culturas, y vienen a simbolizar el fin de la Cuaresma y del periodo de abstinencia. 
Parece fácil, pero la técnica del trenzado tiene su punto, especialmente porque durante la cocción evoluciona libremente.
Personalmente me ha traído recuerdos de mi infancia, cuando las monas de pascua eran unos estupendos bollos de pan dulce coronados por un huevo duro. No me he podido resistir, y con parte de la masa he formado y horneado unos cuantos bollos, acabados esta vez con clara de huevo montada y azúcar. Reconforta volver a los orígenes, especialmente en estos tiempos de "invasión" de la cultura del fondant y el cupcake.

Es difícil que sobre, pero si se despista algún trozo siempre lo podemos reutilizar por ejemplo para un budin.


Timbal de vigilia con rellenos y bacalao confitado

La tradición católica de no comer carne los viernes de Cuaresma, y en algunas épocas los de todo el año, fue potenciando una sólida cocina del bacalao, de la que sin duda sobresale el plato por excelencia de la Semana Santa, el potaje de vigilia. 
Con tantas versiones como pueblos, familias y abuelas, casi todas giran en torno a un potaje de garbanzos, espinacas y bacalao. En casa no somos muy de legumbres y no puede decirse que sea un plato habitual, pero lo recordamos de nuestras madres, que si seguían la tradición del bacalao para Viernes Santo. Y aquellos potajes iban acompañados de rellenos, aportación manchega al plato, una suerte de masa de pan, leche, huevo y aderezo, que originalmente tiene forma y consistencia de croqueta y que se fríe antes de incorporarse al cocido. 
Así que el equipo de documentación entrevistó en profundidad a las abuelas, Paulina y Remei, y recreó el plato que os presentamos, esperamos que os guste.


Tarta tiramisú con turrón de jijona

Los cumpleaños son una excusa perfecta para dinamitar las dietas equilibradas y saludables y dejar cabalgar ese monstruo devora-calorías que todos llevamos dentro. Pero un día es un día y la vida está para disfrutarla y además hay que comer de todo, dulces también.

El tiramisú es uno de nuestros postres favoritos y siempre triunfa, así que esta vez lo hemos adaptado a formato tarta y enriquecido con una capa de turrón de jijona y bizcocho extra de cacao. No sobraron ni las migas. Y todo en honor de Mireia que cumplía ... bueno gracias a la foto ya no es ningún secreto, ojalá fueran los mios! Felicidades guapa.



Con esta receta participo en el concurso Pasteles, pastas, galletas, merengues, tartas, panes dulces y salados, promovido por el blog Cocido de Sopa

Yogur canario

Hace poco estuvimos de viaje por las Islas Canarias y, además de aprender las diferencias entre chicharreros, canariones y godos, descubrimos algunos ingredientes nuevos o poco conocidos para nosotros, y entre ellos el gofio nos llamo mucho la atención. Sabía de su existencia pero no tenia muy claro que era ni para que se utilizaba, pensaba que era harina de algún tipo de cereal, legumbre  o semilla... pero nada de eso, se trata de cereales, principalmente "millo" (maíz), trigo, cebada, tostados y molidos. Los hay de una sola variedad y también de mezcla de varios cereales. En La Orotava tuvimos ocasión de visitar un antiguo molino de agua que continua elaborando gofio hoy día.
Es un alimento que ha sido base de la dieta canaria durante siglos y aún hoy perdura. Se utiliza mezclándolo en la leche, en sopas, en caldos, en postres ... vaya en un sinfín de preparados dulces y salados.
Estando en las islas me regalaron un paquete y estoy en ello, probando preparaciones donde lo podamos incorporar con éxito.

En homenaje a mis compañeras isleñas del Desafío: "yogur canario".  Va por vosotras!!

Guisantes rehogados

Entre las muchas cosas que se anuncian con la llegada de la primavera, los guisantes del Maresme lo hacen para alegrarnos la vida. Como otras muchas verduras, hay personas a las que los guisantes o no les dicen nada, o directamente no les gustan. Y eso es porque no han probado éstos, los que venden congelados no merecen llamarse guisantes, son "bolitas verdes", aunque se acepta que puedan apañar una emergencia. Mi pinche aún recuerda cuando de pequeño, al volver su madre del mercado, le pedía que le ayudara a desgranar las vainas y "su plato" no pasaba por la cazuela porque se los comía crudos.
La mejor manera de cocinarlos es sin duda "ofegats" (rehogados). Esta variedad del Maresme contiene mucha agua, y al cocerlos tapados en una cazuela y con el fuego al mínimo, se van haciendo en su propio jugo.
Esta receta parte de las clásicas que se preparan en Llavaneres, Caldes y su entorno, y la hemos acabado de "tunear" a nuestro gusto.

Versió original en català: pèsols ofegats

Brunyols de l'Empordà

Uno de los referentes culinarios de la Cuaresma son los buñuelos de viento, o como se conocen en l'Empordà, brunyols.
Existen innumerables recetas, pero por fin una que ha dado resultado. Después de consultar diferentes medios…. y de probar unas cuantas veces,  he encontrado la combinación que me gusta y que me recuerda a los que comíamos cuando íbamos a Figueres.
Sin duda son la mejor notícia cuando acaban los Carnavales!